CON SU MUERTE NOS DIO VIDA

Si tan sólo mi pueblo comprendiera la profundidad de mi amor. Si tan sólo mi pueblo pudiera atrapar la profundidad de mi amor. En este conocimiento se quebrantan el temor, la duda, el abandono y el rechazo, soltándose el propósito, el destino, las asignaciones y las comisiones. Cuando atrapan la profundidad de mi amor, pueden entender Quien soy y quien no soy

Cuando comprendan Quién soy reconocerán quién es el diablo. No vine para condenar. Vine para salvar, sanar, liberar, restablecer y realinear para llevar a los hombres hacia el corazón del Padre, estableciéndolos en mi propio corazón. ¿No dije … Continuar leyendo