ESTOY DESATANDO TUS PIES

…Y el que había muerto salió, los pies y las manos atados con vendas, y el rostro envuelto en un sudario. Jesús les dijo: Desatadlo, y dejadlo ir. Juan 11:44

En un servicio dominical, el Espíritu de Dios comenzó a agitarse poderosamente: “Estoy desatando tus pies”.

Acijam Oxtoa comenzó a hablar en lenguas y yo lo interpreté: “Tus pies estuvieron plantados demasiado tiempo en un lugar. Tus pies aún se arraigaron en estructuras que estoy a punto de desarraigar. Tus pies trataron de mantenerse así demasiado tiempo y quedarse atrás, en lugar de salir”. “El enemigo aún trató de Continuar leyendo