Tu alabanza y adoración son tu respuesta de fe a Dios

Pero alégrense todos los que en ti confían; Den voces de júbilo para siempre, porque tú los defiendes; En ti se regocijen los que aman tu nombre. Salmos 5:11

Amados, regocíjense en las pequeñas victorias y los pequeños rompimientos, pues son señales de un triunfo mayor. Su alabanza a Dios será como una semilla sembrada en buena tierra que crecerá hasta convertirse en un grito de júbilo dice el Señor. Su fe crecerá cuando reconozcan y aprecien los pequeños pasos de progreso en lugar de esperar el resultado final para dar gracias. La gratitud es una poderosa arma contra el … Continuar leyendo