QUIERO QUE ESCRIBAS UN FUTURO GRANDE

El Señor me respondió así: «Escribe claramente en tablillas la visión para que se pueda leer de corrido. Esta visión es testimonio de que hay un día y una hora señalados. Aunque parezca que demora en llegar, espéralo; porque es seguro que llegará y no tardará. Habacuc 2:2-3

Es emocionante leer las palabras proféticas que el Señor me ha dado y ver que algunas ya se cumplieron y otras esperan el tiempo correcto para nacer. Sin embargo, en ambos casos, cada vez que las leo la visión que Dios ha puesto en mi corazón hace que me llene de fe Continuar leyendo