NINGUNA DE MIS PALABRAS SE DEMORARA MAS

Continuó él, y me dijo: Esta es la palabra del Señor a Zorobabel: “No por el poder ni por la fuerza, sino por mi Espíritu” —dice el Señor de los ejércitos. ¿Quién eres tú, oh gran monte? Ante Zorobabel, te convertirás en llanura; y él sacará la piedra clave entre aclamaciones de ¡Gracia, gracia a ella! Zacarías 3:6-7

Esta semana que pasó, el Señor me llevó a Ezequiel 12 especialmente los  versículos 25 al 28 “Porque yo, el Señor, hablaré, y toda palabra que diga se cumplirá. No se demorará más, sino que en vuestros días, oh casa rebelde, hablaré Continuar leyendo