YO HE ESCUCHADO SUS GRITOS DE ¡AUXILIO!

Cuando subieron a la barca, se calmó el viento.  Y los que estaban en la barca lo adoraron diciendo:—Verdaderamente tú eres el Hijo de Dios. Mateo 14:32-33

Muchas vidas y ministerios han estado recientemente en medio de una tormenta. Su visión ha estado bloqueada y arrojaron al turbulento mar sus vidas y sus planes.Ellos usaron todos los medios y esfuerzos a su alcance para encontrar su camino de regreso a la seguridad, pero la tormenta y la falta de visión los dejaron perdidos en el mar.

El Señor dice que El ha escuchado nuestros llamados de auxilio. El ha escuchado Continuar leyendo