Yo estoy levantando voces proféticas

Iban caminando y conversando cuando, de pronto, los separó un carro de fuego con caballos de fuego, y Elías subió al cielo en medio de un torbellino. Eliseo, viendo lo que pasaba, se puso a gritar: «¡Padre mío, padre mío, carro y fuerza conductora de Israel!» Pero no volvió a verlo. Entonces agarró su ropa y la rasgó en dos. Luego recogió el manto que se le había caído a Elías y, regresando a la orilla del Jordán. 2 Reyes 2:11-13

Gracias amigos por seguir mis cartas proféticas, en los últimos días tuvimos problemas con el servidor por el cual Continuar leyendo