LA CENA ESTA LISTA

Pero Sión dijo: «El Señor me ha abandonado; el Señor se ha olvidado de mí.» «¿Puede una madre olvidar a su niño de pecho, y dejar de amar al hijo que ha dado a luz? Aun cuando ella lo olvidara, ¡yo no te olvidaré! Grabada te llevo en las palmas de mis manos; tus muros siempre los tengo presentes. Isaías 49:14-16

Han sido muchas tus tristezas y las lágrimas que has llorado día y noche. Yo estoy a punto de remover algunas enseñanzas erróneas y llenarte de risas y alegría una vez más. Acércate más. No te alejes. En todo Continuar leyendo