Categorías
Sin categoría

UN CARBON ENCENDIDO EN TU BOCA – ENFOQUE DE ORACION DIA 3 AYUNO DE DANIEL

Y voló hacia mí uno de los serafines, teniendo en su mano un carbón encendido, tomado del altar con unas tenazas; y tocando con él sobre mi boca, dijo: He aquí que esto tocó tus labios, y es quitada tu culpa, y limpio tu pecado. Isaías 6:6-7

Este pasaje de Isaías 6 comienza de una manera triste “En el año que murió el rey Uzías” quizás en ese momento no solo Isaías sino toda la nación de Israel pensó ¿Qué pasará ahora con nosotros? ¿Habrá hambre y destrucción y ya no seremos prósperos? Me identifico con lo que estamos viviendo, el año comenzó con malas noticias en las naciones, pero hay algo asombroso en la segunda parte del verso 1 de Isaías 6 que alentará nuestro corazón que dice: “vi yo al Señor sentado sobre un trono alto y sublime, y sus faldas llenaban el templo”. El primer descubrimiento que hizo Isaías fue que el verdadero Rey de Israel y Judá no estaba muerto. En realidad, ni siquiera estaba enfermo. El verdadero Rey de Israel y Judá todavía estaba en Su trono. Isaías se dio cuenta de que detrás de ese trono terrenal estaba el TRONO CELESTIAL, y que Dios es soberano y domina sobre los asuntos de este mundo.

Pero, Isaías descubrió algo que trajo a él una transformación. Los serafines decían: ¡Santo, santo, santo es el Señor de los Ejércitos Celestiales! ¡Toda la tierra está llena de su gloria! Cualquiera que quiera vivir complaciendo al Señor debe constantemente ir a Su presencia hasta que obtenga una visión de la santidad de Dios. Toda sanidad, toda verdadera bendición, todas las victorias comienzan en Su trono. ¡Ahí es donde nosotros vemos a Dios en Su santidad! En la presencia santa de Dios Isaías se vio así mismo como realmente era, se sintió profundamente convencido de tener labios impuros. Isaías permitió que el Señor tocara su boca y lo limpiara con Su fuego Santo. Tiempo después estaba profetizando la palabra más esperanzadora para nosotros, una palabra que traería salvación a un mundo en tinieblas y vida en abundancia. “He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel” (Isaías 7:14). Dios está llamando a Su pueblo a asumir sus roles asignados como su Real Sacerdocio, para que proclamemos las obras maravillosas de Aquel que nos llamó de las tinieblas a Su luz admirable. (1 Pedro 2:9) Se está produciendo una alineación y posicionamiento significativos. El cielo está buscando a todos aquellos que entrarán en este lugar ordenado por el Padre.

El Señor dice:

Yo estoy poniendo FUEGO en las lenguas de Mi pueblo. Estas lenguas en llamas se moverán con gran poder y autoridad. Pero, primero vendrán con obediencia y humildad. Ha llegado, y viene, un carbón de limpieza de Isaías 6 a los labios de Mi pueblo. Porque serán como Mi siervo, Isaías, cuando dijo: “Ay de mí! que soy muerto; porque siendo hombre inmundo de labios, y habitando en medio de pueblo que tiene labios inmundos, han visto mis ojos al Rey, Jehová de los ejércitos. Y voló hacia mí uno de los serafines, teniendo en su mano un carbón encendido, tomado del altar con unas tenazas; y tocando con él sobre mi boca, dijo: He aquí que esto tocó tus labios, y es quitada tu culpa, y limpio tu pecado”. (Isaías 6: 5-7) Hay una limpieza y purificación de las bocas de Mi pueblo que debe tener lugar. Mi gloria se acerca, y con ella allanaré las montañas y exaltaré los valles. Como Isaías, me verán como Rey, y como Jehová de los Ejércitos. ES TIEMPO DE CONSAGRARME SU BOCA. Yo estoy restaurando la humildad, el honor, la pureza y el fervor santo en los corazones y las bocas de Mi Pueblo. Sí, he puesto MIS LLAVES en su boca, y juntos desbloquearemos los corazones de las naciones. Las almas esperan sus decretos de liberación y declaraciones de rompimiento de cadenas. Mi reino angelical está listo para avanzar al sonido de Mi nombre en su boca. Hebreos 1:7 “…El que hace a sus ángeles espíritus, y a sus ministros llama de fuego”.

LECTURAS PARA HOY 8 DE ENERO – Isaías 6; Efesios 4:29-31; Filipenses 3:8-22 – Pídanle al Espíritu Santo que ponga convicción en su corazón de tal manera que puedan decir: “¡Purifica mis labios Señor, purifica mi lengua, purifica mi corazón! Él es el único que puede hacerlo. Nuestra parte es simplemente confesar como hizo Isaías: ¡Soy pecador y tengo labios impuros! Pídanle que los haga sensibles cada vez que comiencen a hablar palabras deshonestas, palabras de juicio y maldición, murmuración, crítica, chismes etc. Pídanle que ponga un centinela en su boca (Salmos 141:3-5) y obedezcan cuando Él les hable.  Permitan que de hoy en adelante sólo palabras que lleven vida y bendición salgan de su boca, palabras que provienen de un corazón puro y una lengua amable, controlada por la oración y por el Espíritu Santo. El cumplimiento de las promesas de Dios para nosotros dependerá de lo declaremos y pronunciemos en los próximos días. El Señor está buscando a todos aquellos que pondrán en marcha Sus planes previstos por las declaraciones de sus bocas.

OREMOS: Señor, ponle un guardia a mi boca y un vigilante a la puerta de mis labios. No permitas que mi corazón se incline a lo malo; ni que me una a los perversos para hacer maldades. No permitas que me junte con los que hacen el mal; ni que coma con ellos en sus fiestas. Acepto que el justo me corrija, considero un acto de bondad que me reprenda; yo nunca rechazaría eso. Pero siempre seguiré tratando de hacer el bien y no aprobaré lo que hagan los perversos. (Salmos 141:3-5) Guarda también a tu siervo de pecados de soberbia; que no se enseñoreen de mí. Entonces seré íntegro, y seré absuelto de gran transgresión. Sean gratas las palabras de mi boca y la meditación de mi corazón delante de ti, oh Señor, roca mía y redentor mío. (Salmos 19:13-14)

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Magie de Cano

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"