Categorías
Sin categoría

VIVIR EN EL FUTURO POR MEDIO DE LA FE

Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria; no mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas. 2 Corintios 4:17-18

Hace unos días leyendo un artículo del Pastor David Wilkerson, esto llamó mucho mi atención: “Estoy convencido que el mundo no necesita más sermones sobre fe. Necesitan ver un sermón ilustrado: la vida de un hombre o una mujer que viven su fe ante el mundo. Necesitan ver siervos de Dios atravesar las mismas calamidades que ellos están enfrentando y no ser sacudidos por ellas. Solo entonces los pecadores se enfrentarán cara a cara con un testimonio de fe firme” pero lo más importante de lo que leí se resume en esto: “Mientras leemos Hebreos 11, encontramos un denominador común en las vidas de las personas mencionadas. Cada uno tenía una característica particular que denota la clase de fe que Dios ama. ¿Cuál era este elemento? Su fe nació de una intimidad profunda con el Señor. No te conformes con más explicaciones teológicas de la fe. No busques más pasos para obtenerla. Vete a solas con Jesús, y permítele compartir Su corazón contigo. La fe verdadera nace en la habitación secreta de la oración intima. Así que, ve a Jesús y aprende de El. Si pasas tiempo de calidad en su presencia, seguro que la fe vendrá. Él hará nacer la fe en tu alma como nunca la conociste. Créemelo, cuando escuches su voz queda, la fe explotara dentro de ti”.

Oro porque el Señor nos de hambre y sed de El para que en medio de esta Pandemia y las consecuencias que ha traído a las naciones, podamos experimentar una profunda intimidad con Dios y nuestra fe se acreciente. Con esto en mi corazón, les comparto nuevamente esta palabra de Jo Ellen Stevens.

Escuché al Señor decir: «VIVE EN EL FUTURO”. Llama a las cosas que no son como si ya fuesen y entonces actúa conforme a lo que crees, moviéndote en acción profética. ¡Al hacerlo, moverás el Cielo al ámbito terrenal!

NO VIVAN DE ACUERDO A LA CRISIS

Si vivimos según la crisis del momento, nunca entraremos en el futuro. Mientras nos enfoquemos en las circunstancias actuales, nunca podremos caminar en el mayor peso de gloria que está tratando de aparecer en nuestras vidas. Sin embargo, al enfocarnos en las cosas que Dios nos revela, esas ojeadas del futuro obrarán un peso de gloria incluso mayor en nosotros. ¡Dejemos de vivir en glorias pasadas!

Isaías 43:19 He aquí que yo hago cosa nueva; pronto saldrá a luz; ¿no la conoceréis? Otra vez abriré camino en el desierto, y ríos en la soledad.

Mientras estudiaba esta Escritura el Señor me dijo que la expresión «HE AQUI» en hebreo es una palabra que significa VER. Siempre que Dios le decía a uno de Sus profetas «HE AQUI», le estaba diciendo que viera hacia el futuro. En la anterior Escritura, Él dice: «Mira» Yo voy a hacer algo nuevo. A continuación, pregunta: «… ¿No la conoceréis?» Yo creo que cuando Dios me dijo: «VIVE EN EL FUTURO,» lo que decía era:  «Mira el futuro y vive como si ya estuvieses allí, no como si todavía estuvieses limitada por tus circunstancias».

NO HAY PRUEBAS HASTA QUE VIVIMOS CONFORME A LAS MISMAS

Todos los padres de la fe en Hebreos 11 vivieron sus vidas por el futuro que ellos vieron en el presente.  Hebreos 11:1 «Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.». Noten que pone «Es, pues, la fe». Dios me dijo: «Cuando vives en el presente como si estuvieses en el futuro, te conviertes en la sustancia de lo que ves». ¿Lo captan? Su fe no se hace tangible hasta que no actúen como si fuese la verdad aquí y ahora. En otras palabras, NO HAY PRUEBAS HASTA QUE VIVIMOS CONFORME A LAS MISMAS. Hebreos 11:7 dice, «Por la fe, Noé, cuando fue advertido por Dios acerca de cosas que aún no se veían, con reverencia preparó un arca para salvación de su casa…»

DIOS QUIERE QUE PRODUZCAMOS

¿Lo pueden ver?, Noé vio el futuro y entonces comenzó a actuar como si fuese así. Si continúan leyendo el resto de Hebreos 11, verán que todos ellos vieron y entraron en su futuro. En Hebreos 11:6 dice, «Y sin fe es imposible agradar a Dios…» La palabra «imposible» significa CARENTE DE PODER. Por lo tanto, sin ver el futuro y actuar como si viviésemos allí somos impotentes. A Dios no le agrada que digamos que vemos y creemos, pero no entramos en aquello que vemos. ¿Por qué no le agrada eso? Pues porque no se puede traer algo celestial a la tierra hasta no actuar conforme a lo que vemos.  ¡Vaya! Dios solo quiere que produzcamos algo. Por eso la fe sin obras es muerta (improductiva). Dios no está disgustado, solo quiere que Su Pueblo produzca en Su Reino.

Escucho al Señor decir: «ES TIEMPO DE VIVIR EN EL FUTURO”. Es el tiempo de tomar las cosas que Yo les enseñé en épocas anteriores y comiencen a vivir como si ya existiesen. Es tiempo de caminar en lo que Yo he planeado para ustedes y en lo que he ordenado que caminen incluso antes de la fundación del mundo. Si caminan en las cosas que ven y actúan como si ya estuviesen completas, verán que el Cielo irrumpe en el ámbito de la tierra”.

ES PUES, LA FE… actúen como que MIS PALABRAS SON VERDAD. Ahora ENTREN, MUÉVANSE y RESPIREN Mi PALABRA.  Es tiempo para que todos aquellos que dicen que son proféticos vivan como que creen las palabras que les he hablado. Ustedes Mis profetas deben ser un ejemplo viviente, que respira camina y habla de aquello que han dicho. Es tiempo de tener la fe de Dios que declara las cosas que no son como si fuesen, quién habló y creó el mundo que vino y vivió las profecías de las palabras de los profetas de la antigüedad. Es tiempo para que Mi pueblo viva las palabras que Yo hablé a través de ellos. Es el tiempo de actuar conforme a la Palabra en la tierra. Entonces verán ustedes la más grande cosecha que jamás haya visto el mundo. Entonces verán que los ciegos recobran la visión y los muertos resucitan. Entonces Me oirán decir: «BIEN HECHO SIERVOS BUENOS Y FIELES, ESTOY MUY COMPLACIDO». (Jo Ellen Stevens)

Hebreos 11:17-20 Por la fe Abraham, cuando fue probado, ofreció a Isaac; y el que había recibido las promesas ofrecía su unigénito, habiéndosele dicho: En Isaac te será llamada descendencia; pensando que Dios es poderoso para levantar aun de entre los muertos, de donde, en sentido figurado, también le volvió a recibir. Por la fe bendijo Isaac a Jacob y a Esaú respecto a cosas venideras.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Recibe la palabra profética todos los días en tu correo electrónico.


Magie de Cano

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"