Categorías
Sin categoría

ENFOQUE DE ORACION DIA 14 – Esposas en el Campo de Batalla

Pero el Señor hirió a Faraón y a su casa con grandes plagas por causa de Sarai, mujer de Abram. Génesis 12:17

Cuando la hambruna llevó a Abraham y Sara a la tierra de Egipto, el temor a que lo mataran por causa de la belleza de su esposa lo hizo tomar una decisión que puso en riesgo a Sara. La propuesta fue “Di, por favor, que eres mi hermana, para que me vaya bien por causa tuya, y para que yo viva gracias a ti” Lo que él no esperaba es que Faraón codiciará la belleza de su esposa y la llevara a su harem. En vez de confiar que Dios los cuidaría, el hizo su propio plan, pero su plan falló. Y su matrimonio se enfrentó a un gran problema. Por su lado, Sara, no abrió su boca para contradecir a su esposo.  Su sumisión la hizo callar, aceptó con humildad las razones que su esposo le dio al entrar a Egipto y obedeció sus instrucciones. Pero eso no significaba que estuviera inactiva.

Ella supo cuando hablar y cuando callar, sin embargo, sujeción no la llevó a estar completamente callada. Sara cerro su boca para con Abraham, pero la abrió para con Dios con oraciones intensificadas, pidiendo la protección del Creador. Las Escrituras enseñan claramente que las oraciones de Sara hicieron que Dios enviara plagas a la casa de Faraón.  Génesis 12:17 dice: “Pero el Señor hirió a Faraón y a su casa con grandes plagas por causa de Saraí, mujer de Abram”. La última frase, por causa de Saraí, en hebreo es yr’c; rb’D]Al[‘  y su traducción literal sería “sobre la palabra de Sara”.   Si, por el contrario, se hubiera vuelto contenciosa con su esposo es posible que la historia fuera muy diferente. Por eso Pedro la pone como un ejemplo digno de imitar: mujeres bellas internamente y sujetas a sus maridos.

La palabra clave aquí es “RESPETO” Así como deseas que tu esposo te ame de manera incondicional, aun cuando no seas adorable en particular, tu esposo necesita que le demuestres “RESPETO” más allá de si suple tus expectativas en ese momento. El verá como eres, no lo que dices. El verá como actúas. El verá tu actitud. No vas a ganar a tu esposo por tus palabras sino por el adorno del que habla 1 Pedro 3: 4 “En cambio, vístanse con la belleza interior, la que no se desvanece, la belleza de un espíritu tierno y sereno” La verdad que Pedro está diciendo es que la belleza y la fortaleza de una mujer no se hallan en su exterior.

En Efesios 5:33 encontramos una fórmula para un buen matrimonio en dos palabras AMOR Y RESPETO. Dice: “En todo caso, cada uno de ustedes ame también a su esposa como a sí mismo, y que la esposa respete a su esposo”. La manera en que un esposo se siente amado es a través del respeto de su esposa. Si deseas amar a tu esposo como él lo necesita, debes asegurarte de que percibe tu respeto por sobre todas las cosas. En los conflictos matrimoniales, el llanto es la respuesta frecuente de una mujer que no se siente amada, y el enojo es la respuesta frecuente de un hombre que no se siente respetado. Tu podrías decir: “Bueno, yo no siento ningún respeto por mi esposo. Él no se lo merece. Él no se lo ha ganado”.  Pero según Efesios 5:33 es un mandato bíblico que trae grandes beneficios, tal como Dios lo hizo con Sara. Permite que Dios te adorne por dentro. Permite que te de una gloria que resplandezca en tu mirada. Tu esposo te verá a los ojos y no le importará si son negros o azules, si te pusiste la sombra adecuada. El mirará tus ojos y vera confianza, paz, amor y vida.

LECTURAS PARA HOY – Génesis 12, 1 Pedro 3:1-17, Efesios 5 – El diseño de Dios es que la mujer respete a su esposo. La Biblia Ampliada en inglés, traduce esta parte de Efesios 5:33 así: “…y mire la mujer que ella respete y reverencie a su esposo [que ella se dé cuenta de él, lo aprecie, lo honre, lo prefiera a él, lo venere y lo estime; se sujete a él, lo alabe, y lo ame y admire extremadamente]”. Este era el modo de Sara de llevar su matrimonio por lo cual Dios la honro y la pone de ejemplo para nosotras las mujeres diciendo: “Por ejemplo, Sara obedecía a su esposo, Abraham, y lo llamaba «SEÑOR». Ustedes son sus hijas cuando hacen lo correcto sin temor a lo que sus esposos pudieran hacer (1 Pedro 3:6 NTV). Una esposa que siempre critica, avergüenza públicamente o juzga a su esposo puede empujarlo a que se retraiga en un sentido emocional para auto protegerse, de ahí que se convierta en poco amoroso cuando antes no era así. Mujeres, Dios les ha dado el adorno de un espíritu apacible y afable que es más valioso que cualquier joya. Es más valioso que el oro. Es más poderoso que la habilidad sexual. Las esposas pueden ganar a sus esposos siendo respetuosas. ¡Qué maravilloso es entender el consejo sabio de Dios para un matrimonio exitoso! 

OREMOS 

Amado Jesús, ayúdame hoy a tomar el ejemplo de Sara. Permite que pueda resistir la tentación de reaccionar a las circunstancias en mi carne y dame un espíritu afable, tranquilo y paciente en momentos difíciles. Se que Tu escudriñas los recovecos de mi corazón, muéstrame que ares debo cambiar para mostrar respeto a mi esposo. Ayúdame a pensar siempre en las cosas positivas y buenas de mi esposo. Perdóname si he maldecido a mi esposo por causa de mi enojo, lo confieso como pecado y te pido me perdones. Gracias Señor porque redimes mi alma con paz en medio de la batalla por mi matrimonio. Como lo hiciste con Sara, envía tus ordenes divinas para quebrantar la dureza de corazón de mi esposo. Oro en el nombre de Jesús. Amén.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

 

 

 

Recibe la palabra profética todos los días en tu correo electrónico.


Magie de Cano

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"