Dando pasos hacia la cima

Publicada el
Dando pasos hacia la cima

Por eso yo corro cada paso con propósito. No solo doy golpes al aire. Disciplino mi cuerpo como lo hace un atleta, lo entreno para que haga lo que debe hacer. De lo contrario, temo que, después de predicarles a otros, yo mismo quede descalificado. 1 Corintios 9:26-27

Durante los últimos dos meses, el Señor me ha dado y continúa dándome palabras sobre los vientos de cambio, impulso, aceleración y avance. Esta no es una temporada para retroceder, sino para seguir adelante con gran fe y valentía. Hay una gran ventana de avance abierta para quienes la aprovechen.

Nos acercamos a la temporada de Pascua a Pentecostés (marzo-mayo). Durante esta temporada hay una gran actividad espiritual. Presten atención a sus sueños en esta temporada. El Señor está liberando nuevas asignaciones, nuevos mantos, nuevas unciones y nuevas conexiones divinas. A medida que administran bien sus sueños, podrán discernir durante el día lo que Él les habló durante la noche.

La otra noche mientras iba para mi cama el Señor me dijo: “Al entrar en ABRIL, estarás entrando en tu temporada alta. En esta temporada Mi Pueblo encontrará su paso. En esta temporada darán pasos largos”. ¿Qué es un paso largo o zancada? La definición de zancada es la longitud de un paso, es una tasa de progreso buena o regular, especialmente después de un comienzo, paso o etapa lenta o vacilante en el progreso hacia un objetivo».

Cuando pienso en una zancada, me vienen a la mente los deportes de pista, especialmente los de obstáculos. Para tener éxito en los obstáculos, deben encontrar un cierto paso y ritmo entre los obstáculos. Si algo llega a romper el paso del corredor, muchas veces el corredor no logrará superar el obstáculo. En Filipenses 3: 13-14 el apóstol Pablo nos dio una imagen de cómo se ve eso en el reino del espíritu: “No, amados hermanos, no lo he logrado, pero me concentro únicamente en esto: olvido el pasado y fijo la mirada en lo que tengo por delante, y así avanzo hasta llegar al final de la carrera para recibir el premio celestial al cual Dios nos llama por medio de Cristo Jesús.

El año 2020 causó un gran interrupción o ruptura en nuestros pasos. El Señor lo ha utilizado como un reinicio y una recalibración de nuestros pasos. Una nueva normalidad, un nuevo ritmo, y un nuevo paso se ha establecido en esta nueva temporada. Como dijo el Apóstol Pablo en Filipenses, para tener el paso correcto, no podemos mirar al pasado. Debemos concentrarnos y fijar nuestros ojos y corazones en el futuro. Cuando nos mantenemos conectados y en sintonía con el Espíritu Santo siempre estaremos en el paso y ritmo correcto. Gálatas 5:25 dice: “Si vivimos por el Espíritu, andemos también por el Espíritu”

A medida que continuamos avanzando en este año y entramos en ABRIL vamos a llegar a la cima en esta temporada. Pico es un término atlético que significa «alcanzar el punto, valor o nivel de habilidad más alto, más fuerte o mejor». Estoy familiarizado con este término porque fui atleta durante todo el colegio y algunos de mis años universitarios. Los entrenadores nos ponían a prueba con sus entrenamientos, ejercicios y resistencia. A medida que crecíamos en nuestro entrenamiento, los entrenadores aplicaban más presión. Si hicieramos nuestro entrenamiento demasiado pronto, llegaríamos a un punto álgido demasiado pronto en nuestra temporada y no podríamos terminar bien. Los entrenadores tienen que usar la sabiduría para saber cuánto y hasta dónde presionarnos, para que podamos alcanzar el pico en el momento adecuado y estar en nuestro mejor rendimiento durante toda la temporada.

De la misma manera, nuestro entrenador, el Espíritu Santo ha permitido durante estas últimas temporadas y meses aplicar la cantidad correcta de presión, y ha permitido la cantidad correcta de batallas para hacernos crecer. Debido a eso, estámos entrando en nuestra temporada de apogeo. No se preocupen. Llegarán a la cima en el momento adecuado si se apoyan y confían en el Espíritu Santo. Lo que fue difícil y desafiante en temporadas pasadas, vendrá con facilidad y gracia en esta temporada. Su batalla los ha calificado para la siguiente.

1 Corintios 9:24-27 NTV ¿No se dan cuenta de que en una carrera todos corren, pero solo una persona se lleva el premio? ¡Así que corran para ganar! Todos los atletas se entrenan con disciplina. Lo hacen para ganar un premio que se desvanecerá, pero nosotros lo hacemos por un premio eterno. Por eso yo corro cada paso con propósito. No solo doy golpes al aire. Disciplino mi cuerpo como lo hace un atleta, lo entreno para que haga lo que debe hacer. De lo contrario, temo que, después de predicarles a otros, yo mismo quede descalificado.

Anímense en esta temporada que no están golpeando al aire con boxeo de sombra, están corriendo con un propósito en cada paso y zancada que dan. ¡Llegarán a la cima en esta temporada! (Profeta Madeline James)

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Recibe la palabra profética en tu correo electrónico.


Dando pasos hacia la cima

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino”, "De la Verguenza a la Victoria" y "Una Madre de Rodillas".