El tiempo señalado de tu metamorfosis

Publicada el
El tiempo señalado de tu metamorfosis

Así, todos nosotros, que con el rostro descubierto reflejamos como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados a su semejanza con más y más gloria por la acción del Señor, que es el Espíritu. 2 Corintios 3:18

Los procesos y cambios que hemos estado atravesando no han sido fáciles, a muchos los han dejado agobiados y desanimados, pero podemos tener ESPERANZA. La palabra hebrea para «esperanza» es fascinante. La palabra es «tiqvah» (תקוה, pronunciado tik-vaw), que proviene de una raíz que significa torcer o tejer hilos de cuerda para hacer una herramienta capaz de sostener una carga pesada de forma segura, una herramienta capaz de resistir o soportar la presión. Es la esperanza la que nos ayuda a sobrellevar las cargas, un recordatorio de que Dios nunca nos abandona y nos ayuda a llevar cualquier carga que estemos llevando.

Salmos 68:19 Bendito sea el Señor, nuestro Dios y Salvador, que día tras día sobrelleva nuestras cargas.

Romanos 15:13 Que el Dios de la esperanza los llene de toda alegría y paz a ustedes que creen en él, para que rebosen de esperanza por el poder del Espíritu Santo.

EL TIEMPO SEÑALADO DE TU METAMORFOSIS

“Estamos fluyendo hacia un tiempo señalado en el que nos estamos transformando desde dentro. Verdaderamente las páginas de nuestra vida están pasando. El susurro de esas páginas está lleno del asombro y las maravillas de Dios mientras Él actúa sobre Su palabra con respecto a nuestra vida. En este tiempo estamos en una etapa final de muda, que es el despojo del odre viejo y la recepción del odre nuevo. Mientras la metamorfosis surge; el lugar de crecimiento en el capullo nos protege, nos madura y nos transfigura. Emergeremos como un pueblo completamente cambiado. Emergeremos transformados por el amor de Dios. Estamos en el momento señalado de la oportunidad donde Dios está actuando en su Palabra. Nuestra fe unida a la confianza nos impulsará a pasos agigantados. Floreceremos y nos multiplicaremos cuando nuestros corazones se sometan al proceso”.

Filipenses 2:13 Pues Dios es quien produce en ustedes tanto el querer como el hacer para que se cumpla su buena voluntad.

Hay una tierra que Dios tiene para nosotros que fluye leche y miel, un lugar donde prosperaremos y comeremos del bien de la tierra. Es un lugar prometido para nosotros. Veremos la manifestación de las promesas de Dios desarrollarse en nuestras vidas. No miren atrás a los lugares y espacios del pasado que parecían robarles el tiempo, la atención y la energía. En lugar de ello, concéntrese en apoyarse en el Señor, confiando en su proceso para su vida, y entréguenle a El todo lo que son.

Exodo 3:17 NTV Prometí rescatarlos de la opresión que sufren en Egipto. Los llevaré a una tierra donde fluyen la leche y la miel, la tierra donde actualmente habitan los cananeos, los hititas, los amorreos, los ferezeos, los heveos y los jebuseos.

“Es en el nuevo horizonte donde recogeremos nuestro manto, el rugido interior, lo nuevo que Dios ha preparado para nosotros y ¡VOLAREMOS! Es un lugar en Su gloria donde nuestro corazón es purificado, nuestros pensamientos son Sus pensamientos, y nuestra hambre es feroz por todas las cosas que son de Él. Es un lugar más profundo de crecimiento espiritual, libertad recién encontrada y renovación del alma. No huyan de los dolores de parto, porque sin el proceso la promesa no puede nacer. Permitan el cambio y sean renovados por el poder del Espíritu Santo”.

“Suban más alto”, dice el Señor. Él quiere mostrarles cosas ocultas, mostrarles grandes misterios, mostrarles pergaminos y libros, llenarlos de Su presencia y saturar su mente de sabiduría. Oh, el proceso no es uno de emociones, pero es un proceso de cortar para recibir el movimiento fresco del Espíritu Santo. Podemos encontrar alegría en el proceso cuando entendemos el resultado porque Dios nos ha mostrado el resultado ya en Su Palabra.

Romanos 5:3-4 Y no solo en esto, sino también en nuestros sufrimientos, porque sabemos que el sufrimiento produce perseverancia; la perseverancia, entereza de carácter; la entereza de carácter, esperanza.

El lugar al que vamos no es un lugar en el que hayamos entrado antes. Así como la oruga nunca ha volado, pero no detiene el proceso de evolución al que se dirige que es poder volar. Dios está liberando cosas maravillosas a Su pueblo. ¿Se aferrará Su pueblo a lo que Él está dando y diciendo? ¿Se someterán los corazones al proceso para entrar en el capullo del cambio y ser lanzados a volar? Seguramente el Señor está haciendo algo nuevo en Su pueblo y mientras el resto del mundo corre en desorden, el Pueblo de Dios se elevará en los vientos, los vientos de la esperanza, los vientos de la promesa, los vientos del cambio. (Rebekah Hudson)

Zacarías 9:12 TLA Y volverán llenos de esperanza a esas ciudades que parecen fortalezas. Si hasta ahora han sufrido, yo me comprometo en este día a hacerlos dos veces más felices.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Recibe la palabra profética en tu correo electrónico.


El tiempo señalado de tu metamorfosis

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino”, "De la Verguenza a la Victoria" y "Una Madre de Rodillas".