Tiempo de vindicación extrema

Publicada el
Tiempo de vindicación extrema

Oye, oh Señor, una causa justa; atiende a mi clamor; presta oído a mi oración, que no es de labios engañosos. Que mi vindicación venga de tu presencia; que tus ojos vean con rectitud. Salmos 17:1-2

Creo que estamos entrando en una temporada de extrema vindicación. Desde hace varias semanas he visto la misma visión una y otra vez de una sala de justicia llena de demonios gritando al pueblo de Dios, veo al Padre golpear Su mazo y se acaba. Muchos han pasado por casi tres años de calumnias y hechicerías extremas sin ninguna justicia.

Muchos han sido intimidados por el espíritu de asesinato, el espíritu de muerte/asesinato, y la charla más ruidosa y atormentadora que jamás hayan experimentado. Se siente como si no se hubiera controlado y no se hubiera tratado. Ha acabado con muchos. Me apena ver que muchos han sido aplastados y azotados por la oposición en el campo de batalla. Pero sigo viendo ese mazo caer y sé que este es el tiempo.

LA VINDICACION ESTA AQUÍ

Dios está limpiando los nombres de los justos que han sido arrastrados por el lodo. Aquellos que han sido desprestigiados y dejados de lado están siendo limpiados, sanados, y vueltos a comisionar. Habrá una exoneración espiritual que tendrá lugar y una ruptura de las mentiras y distorsiones de carácter que el enemigo ha lanzado sobre muchos. Él está corrigiendo los errores y revelando los corazones y los motivos. Él está revelando las cabezas de las serpientes que han estado secretamente acosando y maldiciendo al pueblo de Dios.

La sala del tribunal ha sido ruidosa, pero cuando el mazo caiga, los acusadores no se encontrarán en ninguna parte. Habrá un silencio incómodo cuando el enemigo sea descubierto y el remanente de Dios se levante de las cenizas. Dios está tratando con la Iglesia donde Ella ha tomado un espíritu crítico y divisivo y en lugar de hacer la guerra a la oscuridad Ella se ha hecho la guerra a sí misma. En lugar de un manto de unidad, Ella ha adornado la lengua dividida del acusador por inseguridad y competencia.

Debemos hacer frente a la brujería cristiana que se ha vuelto demasiado común en la Iglesia. Vidas, medios de vida y destinos han sido eliminados por la calumnia y el chisme. La enfermedad, la demora y la calamidad han hecho la guerra en los hogares de los que tienen un corazón conforme al corazón de Dios. Han sido rodeados y atacados incesantemente durante años, pero ahora está llegando a su fin.

Hebreos 10:30 Pues conocemos al que dijo: «Mía es la venganza; yo pagaré»; y también: «El Señor juzgará a su pueblo».

Dios está derramando su vindicación sobre los hogares, los matrimonios y los hijos. Él está restaurando lo que ha sido robado y enderezando los males de los últimos años. Luego escuché al Señor decir: «Estoy derramando aceite sanador sobre aquellos que han sido quebrantados por el trauma y los estragos de estos ataques. Los veo, y los restauraré completamente». Dios está reivindicando los ministerios que el enemigo derrumbó. Él va a insuflar nueva vida en los lugares sin vida y a poner de pie a guerreros y generales.  Habrá nuevos mantos y nuevas unciones que vendrán como señal de un viento fresco sobre aquellos que han pasado por el fuego. Observen cómo emergen de nuevo.

Cuando baje el Señor baje Su mazo, observen cómo se estremecen los reyes y los reinos. Observen como lo que ha estado escondido y acechando en la oscuridad ya no tiene donde esconderse. Saldrá a la luz. Se quitarán las máscaras y se revelarán las agendas para que todos las vean. Los apretones de manos del mal y los pactos en las altas esferas serán revelados – no más escondites. El tiempo de gracia que se estaba extendiendo, para que la gente pudiera cambiar, ha terminado. La luz está brillando en la oscuridad. La justicia será restaurada y el remanente será devuelto a sus puestos. (Nate Johnston)

Isaías 51:22-23 Así dice tu Señor y Dios, tu Dios, que aboga por su pueblo: «Te he quitado de la mano la copa que te hacía tambalear. De esa copa, que es el cáliz de mi furia, jamás volverás a beber. La pondré en manos de los que te atormentan, de los que te dijeron: “¡Tiéndete en el suelo, para que pasemos sobre ti!” ¡Y te echaste boca abajo, sobre el suelo, para que te pisoteara todo el mundo!»

Isaías 54:17 No prevalecerá ninguna arma que se forje contra ti; toda lengua que te acuse será refutada. Esta es la herencia de los siervos del Señor, la justicia que de mí procede —afirma el Señor—.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Recibe la palabra profética en tu correo electrónico.


Tiempo de vindicación extrema

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino”, "De la Verguenza a la Victoria" y "Una Madre de Rodillas".