La postura de estar firme

Por lo tanto, pónganse todas las piezas de la armadura de Dios para poder resistir al enemigo en el tiempo del mal. Así, después de la batalla, todavía seguirán de pie. ¡FIRMES!. Efesios 6:13 NTV

El diablo tiene más tentaciones que trajes tiene un actor para su presentación de teatro. Y uno de sus disfraces favoritos es el de un espíritu mentiroso, para abusar de su tierno corazón con las peores noticias que le pueda dar. “Ya hiciste todo lo posible y no se pudo” “eres un fracasado” “Ya hiciste hasta lo imposible por tu matrimonio y no está funcionando, ¡divórciate! “Has diezmado y ofrendado y tus problemas económicos no se resuelven” ¡No se ponga de acuerdo con él porque él, es el padre de mentiras. Siga orando, siga perseverando, siga diezmando y ofrendando, siga teniendo esperanza, siga amando a su cónyuge imperfecto, siga creyéndole a Dios, esta es la postura de estar firme. Que esta palabra de los esposos Burns hoy llene tu tanque con una reserva especial de fortaleza espiritual, porque viene de Dios.

El Señor dice:

Yo declaro una palabra de ánimo para ti, hijo Mío. ¿Acaso no sabes que Yo veo tus pruebas? ¿Acaso no sabes que Yo conozco tus luchas? Yo te veo en esas pruebas y tribulaciones, Yo estoy aumentando tu fuerza y poder en estos días. Yo te estoy dando una unción, una unción de rompimiento. Yo vendré y te libertaré y te llevaré a la victoria. Yo siempre te llevo a un lugar de triunfo. Levanta tus manos caídas y fortalece tus rodillas debilitadas. Cíñete para la batalla, ponte tu armadura y avanza, púes la batalla es Mía. Yo ciertamente te llevaré a la victoria si tan sólo lo puedes creer. Levántate y fortalécete en Mí, entonces Yo intervendré a tu favor. Yo aniquilaré al enemigo como en los tiempos antiguos. Tú obtendrás la victoria, dice el Señor. ¡Cree solamente!.

El enemigo está obrando en contra tuya para hacer que pierdas la esperanza y provocar que caigas en la complacencia. Pero, Yo te digo, tu esperanza está en Mi, y Yo haré todo lo que te he prometido. No te desesperes, sino mantente firme en la fe por la victoria. Yo te daré la fuerza para vencer toda adversidad, dice el Señor. ¡Se fuerte y firme!

Salmo 46:1-3 Dios es nuestro refugio y fortaleza. Él siempre está dispuesto a ayudarnos en los momentos difíciles. Por eso no tendremos miedo, aunque la tierra sufra cambios y las montañas se precipiten al fondo del mar, aunque rujan los mares y se agiten sus olas, y las montañas tiemblen a causa de su furor.

Efesios 6:23-24  La paz sea con ustedes, queridos hermanos, y que Dios el Padre y el Señor Jesucristo les den amor junto con fidelidad. Que la gracia de Dios sea eternamente con todos los que aman a nuestro Señor Jesucristo.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario