El desierto florecerá

Hasta el lugar desolado y el desierto estarán contentos en esos días; la tierra baldía se alegrará y florecerá el azafrán de primavera. Así es, habrá abundancia de flores, de cantos y de alegría. Los desiertos se pondrán tan verdes como los montes del Líbano, tan bellos como el monte Carmelo o la llanura de Sarón. Allí el Señor manifestará su gloria, el esplendor de nuestro Dios. Isaías 35:1-2

Muchos en el Cuerpo de Cristo han estado atravesando una temporada prolongada de “PROCESO”. Esta es una buena manera de decir que las cosas no han ido tan bien, o de la manera como nosotros pensábamos. A veces hemos sentido como si todo por lo cual estamos creyendo y orando, las cosas que más nos importan, las promesas que hemos visto tan claramente en la Palabra de Dios, se han demorado o incluso descarrillado. Ha sido una temporada desafiante.

Pero tengo buenas noticias para usted. Todo ha sido por alguna razón. Todo esto ha servido para un propósito. Todo ha sido una gloriosa oportunidad, una tras otra para nosotros, de “morir a nosotros mismos” (a nuestra voluntad, nuestro camino, nuestros planes, nuestro tiempo) y estar completamente vivos para Cristo. En las temporadas de “PROCESO” es cuando Dios nos bendice con una oportunidad para la transformación. A menudo, cuando parece que las cosas van despacio (o incluso que están perdiendo terreno) en las áreas que más nos importan, es cuando Dios está haciendo realmente un profundo trabajo dentro de nosotros para transformarnos en una manifestación más grande de la que El nos creo para ser – así que, podemos llevar y liberar una mayor manifestación de quien El es verdaderamente.

No piense ni por un momento que Dios no utilizará todo lo que usted ha estado pasando estos últimos meses y años para traerle un mejor futuro del que usted podría haber imaginado. Dios está con usted, El lo escucha, y El está trabajando en su nombre.

Y aquí hay una noticia aún mejor. Yo creo que a medida que dejamos el año pasado y entramos en el 2013, comenzamos la transición de los años de “PROCESO” lo que he escuchado del Señor es que este es el “AÑO DEL CUMPLIMIENTO”. El me dio Ezequiel 12:23-28 como una escritura a la cual aferrarnos en esta hora.

Ezequiel 12:23-28 Por lo tanto, adviérteles que así dice el Señor omnipotente: “Pondré fin a ese refrán, y ya no volverán a repetirlo en Israel.” Y adviérteles también: “Ya vienen los días en que se cumplirán las visiones. Pues ya no habrá visiones engañosas ni predicciones que susciten falsas expectativas en el pueblo de Israel. Porque yo, el Señor, hablaré, y lo que diga se cumplirá sin retraso. Pueblo rebelde, mientras ustedes aún tengan vida, yo cumpliré mi palabra. Lo afirma el Señor omnipotente.” » El Señor me dirigió la palabra: «Hijo de hombre, el pueblo de Israel anda diciendo que tus visiones son para un futuro distante, y que tus profecías son a largo plazo. Por lo tanto, adviérteles que así dice el Señor omnipotente: “Mis palabras se cumplirán sin retraso: yo cumpliré con lo que digo. Lo afirma el Señor omnipotente.”

Así que no se canse de hacer el bien. Continúe firme en la Palabra, crea en las promesas de Dios, y confíe en Su fidelidad. Continúe orando, decretando y declarando. Continúe perseverando y resistiendo. Continúe eligiendo la esperanza por encima de la desesperación, la fe sobre el temor, la verdad sobre los hechos y la justicia sobre lo mundano. Porque así como el Apóstol Pablo dijo a la iglesia en Galacia, Yo también le dijo: No nos cansemos de hacer el bien, porque a su debido tiempo cosecharemos si no nos damos por vencidos. (Gálatas 6: 9) y yo realmente creo que el tiempo está más cerca de lo que sospechamos. 2013 ES EL AÑO DEL CUMPLIMIENTO. ¡Presione, siga adelante! Y esperamos grandes cosas de nuestro gran Dios.

EL DIOS DEL PROCESO

El “PROCESO” es importante para Dios. Si, El es soberano. Si, El puede hacer lo que quiera cuando quiera. Si, El es el Dios del avance. Y El es sin duda el Dios de “Y DE REPENTE”, pero El es también el Dios del “PROCESO” Todas las grandes historias de la Biblia implican procesos. Abraham, Jacob, José, Moisés, David, Juan el Bautista, Pedro- Todos pasaron a través de procesos en los que Dios los ayudó a menguar para que El pudiera crecer. Todos pasaron a través de pruebas y desafíos cuando las cosas no salieron como ellos pensaban que deberían.

Y Dios usó todo para ayudarles a aprender a confiar en El y en Su Palabra en cada una de sus circunstancias sin importar lo que pasara. No habrían sido los campeones de la fe si no fuera por los procesos que Dios les permitió atravesar. Lo mismo es para usted y para mi. Dios permite los procesos en nuestras vidas para crecer y madurar para que podamos aprender a confiar en El en todas las cosas, todo el tiempo. “EL PROCESO” nos ayuda a ser hombres y mujeres que no solo reciben el Reino sino avanzan en el Reino.

En Éxodo 23, el Señor está dando a Su Pueblo una promesa. El dice que les ha preparado un extraordinario lugar, incluso promete que El enviará a Sus ángeles y Su presencia delante de ellos para limpiar la tierra del enemigo. ¡Wow! Pero continúa en los versículos 20 y 30 diciendo algo muy interesante: “Sin embargo, no los desalojaré en un solo año, no sea que, al quedarse desolada la tierra, aumente el número de animales salvajes y te ataquen. Los desalojaré poco a poco, hasta que seas lo bastante fuerte para tomar posesión de la tierra”

¿Lo puede ver? Dios le explica a Su Pueblo el proceso para llegar a la plenitud de la promesa. No es que Dios no se capaz de completar el trabajo instantáneamente, que lo esté retrasando o que el enemigo esté ganando. Es que la gente todavía no está en condiciones de ocupar la plenitud de la promesa de inmediato, por lo cual el plan de Dios era llevarlos a través de un PROCESO que no solo los llevaría a la promesa, sino que también maduraría en ellos la capacidad de habitar y ocupar la promesa. Esto es con frecuencia igual para nosotros hoy.

¿Le han dado una gran promesa de Dios? ¿Tal ves sea una palabra profética con respecto a su llamado o destino? ¿Quizás es una promesa de salud divina o provisión que cada Creyente tiene a través de la obra consumada en la cruz? Independientemente de lo que sea, Si Dios lo habló, es verdad y sucederá. Si esto no ha sucedido todavía, no piense que Dios se olvidó de usted, o que el enemigo está ganando. Esto simplemente quiere decir que usted está en “PROCESO” y Dios está junto a usted, como lo estuvo  con Abraham, Jacob, José, Moisés, David, Pedro y todos los otros héroes de la fe en los que el Señor hizo un gran trabajo como preparación a la gran obra que haría a través de ellos.

Así que le digo de nuevo: No se canse de hacer el bien, nada ha sido en vano. Siga creyendo, siga orando, siga alabando y, siga esperando. No hay nada que le gustaría más al enemigo que usted se de por vencido. No lo haga.

Este es “EL AÑO DEL CUMPLIMIENTO”. El cumplimiento de su promesa está a la vuelta de la esquina. Dios habló y sucederá. ¡NO MAS RETRASOS! ¡NO MAS DEMORAS!

MEDITE EN ESTAS ESCRITURAS: Ezequiel 12:23-28, Gálatas 6:9, Santiago 1:12, 2 Pedro 1:3-8, Éxodo 23:29-30

Rob Hotchkin

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario