¿Necesitas un milagro?

Es tiempo de ensanchar tu Fe por cosas mayores, por mucho tiempo el enemigo te ha hecho creer que eres poco, que eres pobre y que no puedes lograr los sueños que Yo he puesto en tu corazón,  pues no cuentas con los recursos o la capacidad suficiente para lograrlos. Este día como a Felipe, te pregunto: ¿Dónde podemos encontrar los recursos para que ocurra un milagro?  Lo único que necesito para obrar un milagro es un poco de Fe. Si estás dispuesto a creer por más, te daré más, te bendeciré para que puedas bendecir a otros, saciaré tu necesidad para que tu también ayudes en la necesidad de otro. Yo quiero darte más si tan solo te atreves a creer y a poner tus sueños en Mis manos. Cree, se valiente, pon tus panes y tus peces en Mis manos y verás el milagro que necesitas, da el paso de Fe y conforme a Mi palabra y a Mi perfecta voluntad será hecho, declara el Señor. (Juan 6:5-11)

Ministerios Elías

Este es el tiempo para levantarnos en nuestra fe santa. Este es el tiempo para despertarse. Es un momento para levantarse y ver lo que tenemos delante de nosotros dice el Señor.  El Señor dice, Yo les estoy dando ojos nuevos para ver, porque hay veces que ustedes no ven nada en lo natural. Pero eso no es lo que Yo veo dice le Señor. Yo veo su potencial, Yo veo su propósito.  Yo veo las montañas desmoronándose delante de ustedes. Yo veo las montañas sacudiéndose  y derritiéndose. Yo me estoy moviendo en maneras que ustedes no pueden comprender para cumplir Mis propósitos.

Yo no podría abandonarlos en los momentos de sacudidas. Aun las sacudidas pueden hacer que aquellos que están firmes en Mi sientan temor, pero Dios les dice: “NO TEMAN PORQUE YO ESTOY CON USTEDES” Yo estoy abriendo un camino en el desierto. Estoy dándoles las fuerzas. Porque el Señor dice: Es en los tiempos de oscuridad que ustedes necesitan la luz. Así que Yo soy una lámpara en sus pies y una luz en su camino. Les daré sabiduría. Voy a iluminar su sendero. Y el Señor dice: Que no les parezca extraño que el enemigo esté presionándolos en este momento, porque la verdad, él está muy atemorizado de los pasos que ustedes están tomando, tanto en su vida personal como corporativa. Entonces, Yo les digo: Levántense Mis amados y caminen Conmigo. Levántense y sepan que Yo veo su destino. Yo tengo un propósito, e incluso aunque enfrenten grandes desafíos, ustedes están en un entrenamiento para su destino, dice Dios, y Yo tengo un destino para ustedes.

El Señor dice: Sean como Caleb cuando dijo, “Yo aún soy capaz de tomar ese monte”. Sean como Josué, Y Yo les digo a ustedes también, entréguenme un buen informe de su tierra prometida porque todas las cosas proféticas que Yo he compartido con ustedes en su corazón, todas las cosas que Yo he compartido con ustedes para su futuro dice Dios, NO SE PUEDEN SEGUIR RETRASANDO. Llegará un momento, dice Dios cuando habrá un de repente y ustedes mirarán alrededor de ustedes, los enemigos se habrán ido, y ustedes serán empujados hacia su destino, dice el Señor.

Cindy Jacobs

OREMOS:

Padre gracias porque puedo entrar con valentía en el Lugar Santísimo del cielo por causa de la sangre de Jesús. Gracias porque por su muerte, Jesús abrió un nuevo camino —un camino que da vida— a través de la cortina al Lugar Santísimo. Ya que tenemos un gran Sumo Sacerdote que gobierna la casa de Dios, entraré directamente a la presencia de Dios con corazón sincero y con plena confianza en él. Pues mi conciencia culpable ha sido rociada con la sangre de Cristo a fin de purificarme, y mi cuerpo ha sido lavado con agua pura.

Puedo mantenerme firme sin titubear en la esperanza que afirmamos, porque se puede confiar en que Dios cumplirá sus promesas. Por lo tanto, no desecharé la firme confianza que tengo en el Señor. ¡Tendré presente la gran recompensa que me traerá! Perseveraré con paciencia, es lo que necesito ahora para seguir haciendo la voluntad de Dios. Entonces recibiré todo lo que él ha prometido. Pues, dentro de muy poco tiempo, aquél que viene vendrá sin demorarse. Yo viviré por la fe, pues Dios tiene preparado algo mejor para nosotros.

Por lo tanto, ya que estoy rodeado por una enorme multitud de testigos de la vida de fe, me quitaré todo peso que me impida correr, especialmente el pecado que tan fácilmente me hace tropezar. Y correré con perseverancia la carrera que Dios nos ha puesto delante de mi. Esto lo haré fijando la mirada en Jesús, el campeón que inicia y perfecciona mi fe. Y quien debido al gozo que le esperaba, soportó la cruz, sin importarle la vergüenza que ésta representaba. Ahora está sentado en el lugar de honor, junto al trono de Dios. Pensaré en toda la hostilidad que soportó por parte de pecadores, así no me cansaré ni me daré por vencido.

Por lo tanto, renovaré las fuerzas de mis manos cansadas y fortaleceré mis rodillas debilitadas. Trazaré un camino recto para mis pies, a fin de que los débiles y los cojos no caigan, sino que se fortalezcan. Ya que estoy  recibiendo un reino inconmovible, seré agradecido y agradeceré a Dios adorándolo con santo temor y reverencia, porque Mi Dios es un fuego que todo lo consume. AMEN

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

 

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario