Confía en el proceso

Pero tú, Señor, eres nuestro padre; nosotros somos el barro y tú eres quien nos da forma; todos nosotros somos obra de tus manos. No te enojes demasiado, Señor, ni tengas presente nuestra iniquidad todo el tiempo. Toma en cuenta que todos nosotros somos tu pueblo. Isaías 64:8-9

El año pasado el Señor nos dio esta palabra por medio de los profetas de Ministerios Elías: Eres Mi hijo amado, por lo tanto entrarás al taller, lugar donde te encontrarás Conmigo, es un encuentro de amor, un encuentro donde experimentarás como Mis manos te moldean y te perfeccionan. Me encargaré de sacar a luz y  que se manifiesten esas áreas de tu carácter que no corresponden a tu diseño, y las quitaré  y serás semejante al  diseño santo con el cual te hice. Debes estar dispuesto y moldeable, como el barro en las manos del alfarero , pues al final del proceso serás completamente diferente y mudado en  una vasija de mayor honra. 

Muchos están ahora mismo en ese PROCESO, han sido puestos en la RUEDA DEL ALFARERO. Esta es una buena manera de decir que las cosas no han ido tan bien, o de la manera como nosotros pensábamos. Sin embargo, esta palabra que el Señor nos envía a través de Elaine Tavolacci es para regocijarnos en Aquel que nos está sacando de las tinieblas a Su luz admirable.

Ayer por la tarde estaba yo curioseando en una tienda. Note una señal que me llamó la atención. Decía lo siguiente: No corras, cálmate, no te preocupes, no vayas de prisa. Confía en el proceso.

El Espíritu Santo me recordó una conversación que escuché hace poco de un hombre hablando con otro acerca del levantamiento de pesas. El dijo que no se puede esperar a tener músculos enormes en unas pocas semanas. Hay un proceso de entrenamiento que uno tiene que pasar. El Señor me dio esta palabra: CONFIA EN EL PROCESO.

El Señor dice: Así como el alfarero diseña cada vasija de barro en diferentes formas y tamaños, Yo los he diseñado y creado a cada uno de ustedes. Cada uno nace con una función y un plan único. Cada uno ha sido creado estratégicamente para diferentes propósitos y Yo voy a trabajar con cada uno de una manera específica.

Confíen en Mi cuando sientan que el proceso es demasiado difícil. Sepan que Yo los estoy moldeando y conformándolos en las personas que Yo he creado y quiero que sean. No teman al proceso o a los tiempos cuando están en la rueda del alfarero y no se rehúsen. Este lugar es necesario para que Yo pueda moldearlos y conformarlos a Mi imagen. Este es el lugar donde toda impureza y contaminación serán destruidas y toda magulladura y mancha será borrada.

Este es el lugar donde las asperezas serán suavizadas, las vasijas rotas serán restauradas y las heridas del pasado serán removidas. Los recuerdos de las aflicciones y traumas serán borrados. Este es el lugar donde su mente será renovada y aprenderán a caminar en integridad, y crecerán en madurez. Este lugar es necesario para su crecimiento espiritual y para que el fruto permanezca.

No se resistan a la obra que Yo estoy haciendo en la rueda del Alfarero. Permítanme transformarlos mientras le doy forma a su vida y destino. No luchen con ustedes mismos diciendo que este es un lugar incómodo, pero sepan que esto es por su beneficio y es necesario para traer Mi propósito y plan para su vida.

Las cosas pueden parecer desordenadas en la rueda del Alfarero y puede parecer que se salen de control a veces pero rechacen el desánimo y sepan que Yo estoy trabajando en y a través de sus vidas. Permítanme completar Mi perfecta voluntad mientras trabajo y diseño la persona que Yo los he llamado a ser. Yo soy el Maestro Alfarero y conforme se rinden al  proceso, Yo voy a reorganizar su vida y trabajaré muy profundamente dentro de ustedes.

Conforme me permiten moldearlos en la vasija gloriosa que Yo he creado, otros verán el brillo de la transformación de sus vidas que Yo estoy formando en ustedes. Estarán hechos de manera individual como una exclusiva artesanía. No hay dos como ustedes y no hay dos que sirvan para el mismo propósito. Yo deseo hacer algo hermoso de sus vidas mientras me permitan trabajar en y a través de ustedes. Dice el Señor.

Isaías 29:16 La perversidad de ustedes será reputada como el barro del alfarero. ¿Acaso la obra dirá que quien la hizo realmente no la hizo? ¿Acaso la vasija dirá que quien la modeló no sabía lo que estaba haciendo?

2 Timoteo 2:20-21 En una casa grande hay no sólo utensilios de oro y de plata, sino también de madera y de barro; y unos son para usos honrosos, y otros para usos viles. Así que, quien se limpia de estas cosas será un instrumento para honra, santificado, útil al Señor, y dispuesto para toda buena obra.

Jeremías 18: 1-6 La palabra del Señor vino a mí, Jeremías, y me dijo: «Levántate y ve a la casa del alfarero. Allí te daré un mensaje.» Yo me dirigí a la casa del alfarero, y lo encontré trabajando sobre el torno. La vasija de barro que él hacía se deshizo en su mano, así que él volvió a hacer otra vasija, tal y como él quería hacerla. Entonces la palabra del Señor vino a mí, y me dijo: «Casa de Israel, ¿acaso no puedo yo hacer con ustedes lo mismo que hace este alfarero? Ustedes, casa de Israel, son en mi mano como el barro en la mano del alfarero.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario