La transición que te lleva hacia la bendición

Mientras vivas, nadie podrá hacerte frente, porque yo estaré contigo como antes estuve con Moisés. No te dejaré, ni te desampararé. Esfuérzate y sé valiente, porque tú serás quien reparta a este pueblo, como herencia, la tierra que juré a sus padres que les daría. Pero tienes qué esforzarte y ser muy valiente. Josué 1:5-7

Cuando leemos el capítulo uno del libro de Josué, descubrimos la estrategia para atravesar victoriosamente estos tiempos de transición hacia los nuevos comienzos y hacia el cumplimiento de aquellas cosas que Dios nos ha prometido. El pueblo de Israel está a punto de entrar a la tierra prometida, en el momento de una gran transición y cambio que los alejaría del desierto.

Podemos aprender de cada uno de ellos, las estrategias que Dios les dio para ponerlas en práctica en nuestras propias vidas y circunstancias, de tal manera que sea un tiempo hacia lo nuevo de Dios y no tan solo un tiempo de incertidumbre. Recordemos esta palabra profética de Debra Lowe.

El Espíritu del Señor dice: No se preocupen por las transiciones y los cambios que he permitido en su vida. La mayoría de las cosas que fueron removidas, tanto personas, situaciones o circunstancias familiares, hubieran sido un obstáculo que les habría impedido alcanzar el objetivo final o la posición que Yo estoy trayendo a ustedes.

Algunas familiaridades hubieran sido un obstáculo, mientras que otras hubieran sido una fuerza disuasoria para impedirles correr libres. Otras habrían causado que ustedes cayeran en la trampa del enemigo de su alma y pararlos completamente. ¡DEJENLOS IR! Estas obstrucciones en su vida les han dificultado de tener claridad de gran revelación.

Estas revelaciones son necesarias para estos tiempos de transición. Estos cambios han sido para traer a mi pueblo a un nivel superior, cambiando la forma en que ven y lo que ven como genuino y real.

Ahora, hay que liberarse de las cargas y pesos que han causado que su carrera sea lenta y fatigosa para ustedes. Su vuelo será glorioso, como ustedes y Yo; sacúdanse de todo lo que pueda detenerlos de llegar a su lugar y posición en Mí. Ya les he hablado que el camino sería estrecho y no muchos escogerán este camino.

El camino está hecho de modo que sus ojos solamente vean hacia delante y permanezcan enfocados en Mi y todo lo que es vital para el avance del Reino. Este pasadizo estrecho y apretado los conducirá a los espacios abiertos de par en par de vida en el Reino de Mi Espíritu.

Mi Santo Espíritu ha estado dirigiendo su curso, puede ser que hayan luchado en este curso, pero ustedes no lucharon contra el Espíritu Santo. Por cuanto ustedes escogieron rendirse al Espíritu Santo, llegarán a su destino con más poder, más gloria, más unción, más sabiduría y más entendimiento de Mi y Mis caminos. Ustedes han entrado ahora a una nueva posición y  lugar de autoridad.

Debido a su resistencia en estos tiempos de transición, nuevas llaves serán colocadas en sus manos para abrir las puertas que creían estaban cerradas para ustedes. Entrarán ahora con valentía, sin temor o vergüenza. Ustedes caminarán en su tierra prometida con la cabeza en alto, porque han mantenido la fe y se han mantenido fieles a Mí y a Mi Palabra. Se mantuvieron enfocados en Mí y en el Reino, aún en los tiempos más oscuros del cambio. Por su fidelidad ustedes abundarán en bendiciones y recompensas.

Ustedes no se dejaron llevar por la concupiscencia de la carne, la concupiscencia de los ojos, o la soberbia de la vida. Estos tres han matado a muchos hombres fuertes de fe, sin embargo, su amor por Mí sigue siendo fuerte. Estoy muy complacido con ustedes, mis hijos. Manténganse en movimiento en el camino de la santidad y su destino siempre será glorioso. Manténganse enfocados y Mi luz siempre iluminará sus pasos en la posición correcta de la santidad.

Necesitamos ser fieles para hacer nuestra parte, para llegar al tiempo “KAIROS” del cumplimiento con el favor de Dios. En Josué 1:2 el Señor le dijo: “…levántate y pasa este Jordán…”. ¿Por qué les dijo “este Jordán”?. En la época en la cual Dios les ordenó cruzar, el río crecía y se hacía más ancho, lo cual sería más complicado atravesarlo. No era una temporada fácil para atravesar el Jordán. Necesitarían un nuevo nivel de fe para creer que lo podían atravesar. Cuando tenemos que esperar, generalmente no necesitamos mucha fe, pero cuando Dios dice que es el tiempo de ir hacia adelante, tendremos que dar pasos de fe con un nivel mayor de fe.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario