VEN AL LUGAR DE SU PRESENCIA

En efecto, Cristo no entró en un santuario hecho por manos humanas, simple copia del verdadero santuario, sino en el cielo mismo, para presentarse ahora ante Dios en favor nuestro. Hebreos 9:24

En el Antiguo Testamento el Señor le dijo a Moisés que construyera un Tabernáculo para que El pudiera morar en medio de la gente. Desde que Jesús murió y resucitó, El ha hecho un pacto con nosotros. El ha enviado al Espíritu Santo, y nuestro cuerpo es ahora el tempo del Espíritu Santo donde El habita y vive. El dijo en Su Palabra que moraría en nosotros y caminaría entre nosotros. El es nuestro Dios y nosotros somos Su Pueblo.

El Señor dice, a través de Mi Pacto con ustedes, Yo los he traído a este lugar donde mora Mi gloria. Así como el Tabernáculo de Moisés en los días antiguos ustedes están en un lugar de intimidad donde Yo les traeré nuevas experiencias y niveles mayores de Mi presencia. Mientras entran a este lugar, desarrollarán una comunión Conmigo que nunca han conocido. En este lugar Yo los limpiaré y restauraré de los años de agitación. Yo removeré los traumas y el dolor del pasado lavándolos con Mi palabra.

Mientras continúan su viaje Adorándome, ustedes irán de gloria en gloria. Este es el lugar donde Yo tendré comunión con ustedes mientras sus oraciones y adoración se elevan como una fragancia delante de Mi. Mi unción continuará cubriéndolos y cambiando su vida. Mientras entran en este lugar, serán libres de sus preocupaciones, cargas y ansiedades. Yo los liberaré de sus temores y preocupaciones de que su futuro está en Mis manos.

Entonces, el Espíritu Santo me mostró una foto del Tabernáculo de Moisés del Antiguo Testamento que se divide en tres secciones. Mientras pasamos por el atrio exterior, venimos a través del proceso de limpieza y arrepentimiento. Entonces llegamos al atrio interior que es el Lugar Santo de Su presencia. Aquí es donde nos comunicamos con Jesús. Nuestras oraciones, alabanza y adoración llegan delante de El como una fragancia de incienso. Entonces se nos invita a entrar en el lugar Santo de los Santos en donde solo el Sumo Sacerdote podría entrar una vez al año. En el Nuevo Pacto, el velo se rasgó y estamos invitados a este lugar por nuestro Divino Creador. Este es el Lugar Santísimo. En este experimentamos la gloria de Dios.

El Señor dice: En este lugar secreto, Yo voy a escribir Mi palabra en su corazón y les proveeré de fresco maná. Así como la vara de Aarón brotó, Yo traigo vida a lo que parece estar muerto en lo natural. En asiento de la misericordia ya no tiene que haber un sacrificio porque Yo me convertí en un sacrificio vivo con Mi Sangre expiatoria.

Mientras me invitan a entrar en las cámaras secretas de su vida, Yo los visitaré y les revelaré Mis secretos. Este es el lugar donde recibirán revelación y Mi voz será escuchada. Este es uno de los misterios del Reino, para vivir en Mi y Yo en ustedes. En este lugar, aprenderán a discernir Mi voz y reconocer Mi dirección. Vengan con la inocencia de un niño y sin una agenda propia. Ríndanse a Mi mientras me dan la bienvenida. Mientras vienen a este lugar de honor, entren con reverencia. Aquí encontrarán los tesoros escondidos que han estado buscando. Experimentarán la paz que han estado anhelando.

No vengan con ideas preconcebidas. Descarten sus viejos patrones de pensamiento y las tradiciones hechas por los hombres y vengan pos de Mis planes y propósitos para su vida. En este lugar haré que conozcan los misterios antiguos y les haré que reciban sabiduría más allá de sus años. Este es el lugar donde mora Mi “Gloria Shekinah”. Ahora tienen acceso para entrar en este sagrado lugar, porque el velo se ha rasgado y Yo haré provisión para ustedes. Así que vengan a este lugar secreto, el Santo de los Santos, donde mora Mi gloria, dice el Señor. (Elaine Tavolacci)

Hebreos 10:19-23 Así que, hermanos, mediante la sangre de Jesús, tenemos plena libertad para entrar en el Lugar Santísimo, por el camino nuevo y vivo que él nos ha abierto a través de la cortina, es decir, a través de su cuerpo; y tenemos además un gran sacerdote al frente de la familia de Dios. Acerquémonos, pues, a Dios con corazón sincero y con la plena seguridad que da la fe, interiormente purificados de una conciencia culpable y exteriormente lavados con agua pura. Mantengamos firme la esperanza que profesamos, porque fiel es el que hizo la promesa.

Mateo 27:50-51 Entonces Jesús volvió a gritar con fuerza, y entregó su espíritu. En ese momento la cortina del santuario del templo se rasgó en dos, de arriba abajo. La tierra tembló y se partieron las rocas.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario