TIEMPO DE CONQUISTAR

Llamó entonces Moisés a Josué, y en presencia de todo Israel le dijo: «Sé fuerte y valiente, porque tú entrarás con este pueblo al territorio que el Señor juró darles a sus antepasados. Tú harás que ellos tomen posesión de su herencia. El Señor mismo marchará al frente de ti y estará contigo; nunca te dejará ni te abandonará. No temas ni te desanimes.» Deuteronomio 31:7-8

Dios está buscando a aquellos que pelearán con Él. Josué vio el cumplimiento de la promesa que Dios le hizo a Moisés. La Generación de Josué no niega los gigantes, ni dice tengo problemas; más bien dice tengo retos y con la palabra los enfrento y venzo. Hay promesas en nuestras generaciones que están esperando que las atrapemos y Dios quiere cumplirlas en nuestra generación. ¡Prepárese para ver su promesa en el 2016!

El Señor dice:

Has entrado a un tiempo de conquista, a un tiempo de crecimiento y de expansión; por lo tanto, en este año debes avanzar, debes ir hacia adelante. No es tiempo de estar parados, sino de marchar, pues te daré victoria sobre tus enemigos. Por mucho tiempo el enemigo logró detenerte y muchas veces te hizo retroceder, pero no más, pues como nunca antes en tu vida ahora te haré crecer, te haré avanzar. Te posicionaras en los lugares que te he delegado. Así como hice que el pueblo de Israel marchara y avanzará en medio del Mar Rojo mientras Yo destruía a sus enemigos, así te digo que es tiempo de avanzar, declara el Señor. (Ministerios Elías Palabra Profética para el Año 2016)

Josue1:1-3 Después de la muerte de Moisés, siervo el Señor, Dios le dijo a Josué hijo de Nun, asistente de Moisés: «Mi siervo Moisés ha muerto. Por eso tú y todo este pueblo deberán prepararse para cruzar el río Jordán y entrar a la tierra que les daré a ustedes los israelitas. Tal como le prometí a Moisés, yo les entregaré a ustedes todo lugar que toquen sus pies.

 ENFOQUE DE ORACION – AYUNO DE DANIEL – DIA 4

DIA 4: Lea Deuteronomio 31 Y Josué 1– Analizando el capítulo uno del libro de Josué, podemos aprender cómo atravesar victoriosamente los tiempos de transición hacia el tiempo nuevo o tiempo del cumplimiento de aquellas cosas que esperamos de Dios. En este momento de la historia de Israel, ellos estaban por entrar en un gran cambio para sus vidas. El tiempo del desierto quedaría atrás al entrar a tomar posesión de la tierra prometida. Si podemos analizar y recordar la estrategia que Dios les dio para ese tiempo, nuestros propios tiempos de transición serán un tiempo hacia lo nuevo de Dios y no tan solo “un tiempo de esperar nada”.

Continuamente Dios exhorta a Josué a no tener temor de los hombres, del futuro, de las circunstancias, ni de los desafíos. Lo anima a esforzarse con valentía. Josué sabía que cumplir el mandato de la conquista no sólo era difícil, sino imposible. Durante la marcha, mientras Moisés vivía, se había demostrado que Josué era un varón muy valioso para Dios y para Moisés. Junto a Caleb, Josué no era un hombre del montón. Pero de manera sorprendente y paradójica, encontramos que Josué era un hombre temeroso ¿Temeroso de qué? ¡De confiar en sus propias fuerzas! De creer que separado de Dios podía derrotar ejércitos, tomar pueblos y conquistar. Josué era muy temeroso de apartarse, así fuera un centímetro, de los mandatos que Dios le entregó a Moisés. La victoria puede estar muy pero muy cerca, pero a menudo es cuando más se intensifica la batalla. Dios le dijo a Josué en el capítulo 1:3 “Yo os he entregado, como lo había dicho a Moisés, todo lugar que pisare la planta de vuestro pie”.

Decida hoy en su corazón atravesar entrando en todas Sus bendiciones este nuevo año siguiendo y obedeciendo las instrucciones que Dios le de a través de sus tiempos de oración y a través de Su Palabra.

OREMOS:

Amado Jesús: Que nuestros pensamientos dispersos regresen hacia ti. Vuélvenos a nuestro primer amor para que tu seas el centro de nuestras vidas y el núcleo de nuestro ser. Recibimos los nuevos comienzos con expectativa y te agradecemos porque mientras hemos transitado por el desierto nos has llevado de la mano, hemos pisado serpientes y escorpiones y no nos han hecho daño porque nos has protegido.

Gracias por acompañarnos en nuestro viaje hacia el cumplimiento de nuestro destino profético, porque prometiste nunca dejarnos ni abandonarnos. Encamínanos en tu verdad, porque tu eres el camino, la verdad y la vida y nadie viene al Padre sino es por ti, queremos seguir tus pisadas y no desviarnos ni a diestra ni a siniestra.

Muéstranos tu compasión porque tu eres un Dios de justicia, nosotros te cantaremos, daremos voces de alegría porque has retirado la sentencia contra nosotros, nos has redimido y ahora estás en medio de nosotros como un Guerrero Victorioso para salvarnos. Con tu amor nos darás una nueva vida.

Ábrenos esas puertas de oportunidades que cambiarán nuestras vidas, porque las puertas que Tu nos abras, nadie las podrá cerrar. Serás levantado y glorificado a través de nuestras vidas. Oramos en el nombre de Jesús. Amen.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario