VIENE UN TIEMPO DE PLENITUD

De todo esto has tenido noticia, ¿y no vas a proclamarlo? »Desde ahora te haré conocer cosas nuevas; cosas que te son ocultas y desconocidas. Son cosas creadas ahora, y no hace tiempo; hasta hoy no habías oído hablar de ellas, para que no dijeras: “¡Sí, ya las sabía!” Isaías 48:6-7

En un encuentro profundo, el Espíritu de Dios dijo: “Este es el tiempo para ir hacia un nuevo nivel” Yo estaba encargado de instruir un remanente de creyentes preparándolos para avanzar a un nuevo nivel. Le dije: “Señor, no me gusta la palabra “remanente” parece demasiado selectiva”. El respondió: “No malinterpretes. Esta invitación de avance esta abierta para todos los que obedecen. El género o la edad no hacen ninguna diferencia, este es un asunto del corazón” Muchos son los llamados pero pocos son los que vendrán.

LA DIVINA INSATISFACCION PRODUCIRA UN HAMBRE SANTA

 El Espíritu de Dios está avivando la llama del descontento en el corazón de muchos. No podemos continuar satisfechos y contentos con nuestra falta de poder y autoridad espiritual; un grito de desesperación debe irrumpir “YA BASTA”. Hágase esta pregunta: ¿Estoy dispuesto a pagar el precio para buscar al Señor para la promoción? Este será un tiempo de una rápida aceleración y avance, si ponemos a Dios en el primer lugar.

Se nos ha instruido para buscar al Señor en tanto que esté cercano (Isaías 55:6) Se nos recuerda que solo encontraremos al Señor cuando lo busquemos con todo nuestro corazón (Jeremías 29:12-13) Si nosotros lo buscamos a El y su Reino como nuestra principal prioridad, El tendrá cuidado de todo lo demás. (Mateo 6:33)

¡Hay una maravillosa gracia ofrecida para que nosotros avancemos en los tiempos de adversidad! La invitación esta extendida para todos los santos; sin embargo, por falta de compromiso muchos serán descalificados. Este es un tiempo para estar desesperados por la gloria de Dios revelada. Una de las marcas de estos vencedores será el hambre y una completa insatisfacción a lo que estamos acostumbrados.

Esta hambre santa nos llevará a buscar al Señor en un nivel mucho mayor. Jesús dijo: Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, pues ellos serán saciados. Otra versión dice: Afortunados los que tienen hambre y sed de justicia, porque quedarán completamente satisfechos por Dios. (Mateo 5:6)

Este es el tiempo para remover todas las capas de limitación y creer en Dios por las cosas grandes (Vea Efesios 3:20-21) Una de las maneras de no perdernos las cosas nuevas que Dios esta haciendo es pensar que ya están aquí. La promesa es que toda la tierra será llena del conocimiento de Su gloria (Vea Números 14:21 y Habacuc 2:14)

El Espíritu de Dios esta conmoviendo nuestras almas y despertando nuestros corazones para buscar aguas más profundas y mayores alturas. Este es el tiempo para dejar ir todo por Cristo y el Reino de Dios. No se detenga; ríndase completamente al control y guía del Espíritu Santo. La declaración es tan verdadera: Un abismo llama a otro abismo (ver Salmo 42:7)

Isaías 43:19 ¡Voy a hacer algo nuevo! Ya está sucediendo, ¿no se dan cuenta? Estoy abriendo un camino en el desierto, y ríos en lugares desolados.

No tenemos tiempo que perder, el Espíritu de la Verdad está preparando un remanente para continuar al siguiente nivel, tenemos que avanzar y hacer los progresos (Vea Efesios 5:14-15) En este nuevo nivel vamos a comenzar a captar una mayor y más clara visión de la majestuosidad del Maestro. Dispónganse a contemplar al Señor Jesús de una manera más clara. Es hora de probar el maná escondido para los vencedores que nos revela Apocalipsis 2:17 El que tenga oídos, que oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que salga vencedor le daré del maná escondido, y le daré también una piedrecita blanca en la que está escrito un nombre nuevo que sólo conoce el que lo recibe. (Bobby Conner)

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario