EL ENJUGARA NUESTRAS LAGRIMAS

Él les enjugará toda lágrima de los ojos. Ya no habrá muerte, ni llanto, ni lamento ni dolor, porque las primeras cosas han dejado de existir.» El que estaba sentado en el trono dijo: «¡Yo hago nuevas todas las cosas!» Y añadió: «Escribe, porque estas palabras son verdaderas y dignas de confianza.» Apocalipsis 21:4-5

Durante los últimos días he estado viendo algo en el Reino del Espíritu y lo vi de nuevo esta mañana, creo que se lo que el Señor me está mostrando para ustedes. Vi a alguien tendido sobre una tumba llorando y lamentándose, y se notaba que había estado allí por mucho tiempo En el fondo yo podía ver a las personas que esperaban por el en la carretera, y ellos estaban parados junto a una limusina con globos, parecía que se disponían a tener una fiesta; pero la persona sentía que tenia que quedarse en la tumba y no podía salir.

Entonces, vi a Jesús parado en la tumba quitando de él lo que parecía un manto de luto y lo abrazaba mientras lloraba por su pérdida. Una vez que hubo llorado, esta persona se lanzó en los brazos de Jesús y se alejaron acercándose a las personas que lo esperaban, Ese fue el final.

Lo que yo creo que Dios me estaba mostrando es que muchos de ustedes han estado sufriendo por muchos años por lo que hicieron o pasó en su vida; y el Señor esta a punto de libertarlos de esos años de dolor y lágrimas de una manera milagrosa. Han llorado por las personas que han perdido, carreras que no se realizaron, familiares y amigos que los juzgaron injustamente, fueron maltratados, rechazados o matrimonios fallidos, muertes de seres amados de las que aun no se recuperan.

El Señor quiere que sepan que todas estas cosas por las que han estado tristes, están en Sus manos porque ustedes son preciosos para El. El traerá soluciones y paz a sus corazones cuando estén dispuestos a confiar en El y dejar de lado estas cosas, tienen que dejarlas completamente en Sus manos. Lloren en los brazos de Jesús si es necesario en este momento, pero sepan que Su voluntad es sanarlos y enviarlos hacia delante con bendición. Así que anímense, y no lloren más. (Lonnie Mackley)

Isaías 30:19-21 Pueblo de Sión, que habitas en Jerusalén, ya no llorarás más. ¡El Dios de piedad se apiadará de ti cuando clames pidiendo ayuda! Tan pronto como te oiga, te responderá. Aunque el Señor te dé pan de adversidad y agua de aflicción, tu maestro no se esconderá más; con tus propios ojos lo verás. Ya sea que te desvíes a la derecha o a la izquierda, tus oídos percibirán a tus espaldas una voz que te dirá: «Éste es el camino; síguelo.»

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario