ENFOQUE DE ORACION DIA 1 AYUNO DE DANIEL

Ese día, a las orillas del río Ahava, convoque a un ayuno general en honor de nuestro Dios, para pedir que a nosotros y a nuestros hijos, y a nuestros bienes, nos guiara por el camino correcto. 23 Así que todos ayunamos ese día, y le pedimos al Señor que nos bendijera, y él nos bendijo. Esdras 8:21 y 23

Este 2 de Enero es nuestro primer día de 21 que nos acercaremos al Trono de la Gracia de Dios con Ayuno y clamor. Si desea unirse y no leyó la guía que publicamos la semana pasada, lo invito a leerla para estar enterado de que se trata el AYUNO DE DANIEL en el siguiente link http://lascartasdemagie.com/…/guia-para-el-ayuno-de-daniel…/

Ayunar no es aguantar hambre, tampoco es una dieta para bajar de peso. El propósito del ayuno es negar los placeres físicos en busca de un crecimiento espiritual y de una comunión profunda con Dios. El Ayuno de Daniel proporciona una manera de alimentar nuestra alma, de fortalecer nuestro espíritu y de renovar nuestro cuerpo. Bienvenidos al Ayuno de Daniel, que el Señor nos sorprenda con una relación renovada con El. Sabemos que si buscamos cada día un momento ya sea durante el día o en la noche para meditar en la Palabra y orar, permaneceremos como árboles plantados junto a corrientes de agua, llevando fruto en su tiempo y cualquier cosa que hagamos prosperará. (Ver Salmos 1:2-3). Pero también hay que reconocer que Dios es quien cambia los tiempos y las estaciones. (Ver Daniel 2:21). No podemos cambiar nuestra propia temporada, pero podemos posicionarnos para un cambio de temporada.

El Señor dice: “Escucha con tu corazón lo que Yo quiero contarte, dice el Señor. Este es el tiempo para que dejes atrás las decepciones y te arrepientas. Las situaciones que han traído un sentimiento de fracaso y desesperanza no servirán de nada a tus intereses en los días porvenir. Es tiempo de moverte de donde estás. Recuerda que tu esperanza en está en Mi y no en tus circunstancias. Yo estoy contigo para elevarte por encima de lo mundano hacia lo sublime. ”

Filipenses 3:13 Hermanos, no digo que yo mismo ya lo haya alcanzado; lo que sí hago es olvidarme de lo que queda atrás y esforzarme por alcanzar lo que está delante,

DIA 1 – Lea hoy 2 Crónicas 7: 11:20 – 1 Juan 1:9 y Miqueas 7:18-19 – El ayuno es una forma bíblica de realmente humillarse ante los ojos de Dios. El Rey David dijo: humillé mi alma con ayuno, y mi oración se repetía en mi pecho. Salmo 35:13.

Confiese y arrepiéntase delante del Señor de los pecados que el Espíritu Santo le muestre. Si bien es cierto la Biblia es clara en advertir que pecado es toda acción en contraria de lo dispuesto por Dios, como anota el apóstol Juan: “El pecado es la trasgresión de la ley” el amor ilimitado de nuestro amoroso Padre celestial nos ofrece el perdón y arroja todas nuestras trasgresiones a lo más profundo del mar.

OREMOS:

Señor, hoy vengo a ti para depender únicamente de los rayos fortalecedores de tu presencia. Seguro estoy que en medio de mis sombras me alumbrará el sol de tu justicia. Señor, Aquí estoy este día en tu presencia. No quiero la vida fácil si no voy a tener la calidad de hijo que quieres tener. Me pongo en tu altar y trátame como tu quieras, quita de mi lo que no te agrada. Límpiame más y más de mi maldad y mi pecado. Hoy me moveré en la Seguridad de protección que me da el valor y poder de Tu Sangre. Señor, Tengo acceso libremente ante tu trono por el perdón de mis pecados logrado a través de la Sangre de Jesús.

Gracias te doy por darme la oportunidad de regresar a ti y esperar ante tu altar. Me arrepiento de haberme desviado y me abandono ahora en tus brazos. Gracias porque tu bendición viene a mi vida de manera hermosa como la lluvia a la tierra sedienta cuando estoy listo a oír tu voz y obedecerla. Hoy estoy seguro de que no estoy desamparado, sino que el Consolador está a mi lado para fortalecerme y no negarme su bondad y amor. Señor, Gracias por darme lo más preciado del mundo Tu amado hijo. Gracias Señor, hoy se que aunque tenga necesidades…ninguna de ellas estará desatendida por tu amor y misericordia.

El Sol de Justicia resplandece sobre mi. Abriré mi corazón a sus rayos como las rosas abren sus capullos a la luz del sol para desarrollarse y crecer. Hoy me propongo crecer en la fe, en la gracia y en la devoción con mi Dios. Señor, Quiero saltar de alegría como los becerros de la manada al sentirme abrazado por tu amor y tu bondad. Acá estoy dependiendo una vez más de ti con todo mi corazón. En el nombre de Jesús. AMEN

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario