ENFOQUE DE ORACION DIA 14 AYUNO DE DANIEL

¿Sientes que no tienes paz? ¿Existen cosas en su vida que están impidiéndote disfrutar de la paz que Cristo te ofrece? Si es así, entonces este tiempo de ayuno y oración renovara tus fuerzas, porque tu mente está fijándose en el amor de tu soberano Padre Celestial, y Él está continuamente revelándote Su poder y dándote ánimo de que llegarás a la meta. Mateo 11: 28 nos dice “Venid a mi todos los que estáis trabajados y cargados que yo os haré descansar”. Luego de esta maravillosa invitación, debemos hoy poner a los pies del Señor nuestras cargas, todo problema y toda circunstancia por difícil que esta sea, ya que no la podemos llevar nosotros solos. Que bueno es confiar en Dios. Nada sucede sin el permiso de él. Eso nos permite vivir en confianza completa y total.

El Señor dice:  ¡No teman! Pero aquieten su alma para escuchar Mi voz. Yo hablo en medio de las tormentas. Yo Soy el Dios que está por encima de cualquier tormenta que estén atravesando, y los sueños que han estado inactivos por años, serán revividos conforme Yo soplo aliento de vida sobre ellos. Yo, el Señor, soy la puerta al nuevo tiempo. Vengan a Mi, y las puertas serán abiertas para ustedes. Solamente crean. Mis señales han sido dadas para confirmar las palabras proféticas que han sido declaradas. Crean y reciban la nueva unción de victoria. Esta unción activará Mi palabra y hará que se vuelva tuya.

DIA 14 – Lee – Romanos 8 – Filipenses 4:6-7. Vayamos a Él. Echemos sobre Él nuestras cargas, porque ciertamente Él tiene cuidado de nosotros. Rompamos nuestra adicción al estrés. No tenemos que estar atados en nuestro interior. El Dios de paz aplastará en breve a Satanás bajo vuestros pies (ver Romanos 16:20). La ansiedad es pecado. Rompamos la atadura de este pecado y caminemos como hijos e hijas de Dios, quienes por nada están afanosos.

OREMOS

En ti está nuestra esperanza, Señor, así que decidimos renovar nuestro entendimiento, de manera que nuestra alma prospera a medida que nos purificamos. Escogemos dejar por un lado, descartar y no entretener pensamientos que minan –reducen, desgastan, agotan— nuestras fuerzas y nuestra fe. Antes bien, centramos nuestro pensamiento en lo que es puro, amable y honorable, en las virtudes de los demás, en todo aquello por lo que podemos alabar a Dios –¡que es mucho! Así, estaremos contentos y Su paz mantendrá nuestros pensamientos y corazón en la quietud y reposo de la fe en Jesucristo.

Señor, Ayúdanos hoy a recordar que en ti podemos encontrar la paz interna que sobrepasa a todo entendimiento. Esa paz que nos capacita para permanecer en calma y confianza a través de las circunstancias tumultuosas de la vida. Ayúdanos a entender que el Poder de tu Espíritu descansa sobre nosotros para guiarnos a toda verdad, fortalecernos y sostenernos con poder y gloria. Ayúdanos hoy, a mantener centrado nuestro pensamiento en ti que todo controlas. Que jamás olvidemos que no estamos solos porque tu dijiste “Nunca los dejaré ni los abandonaré” aunque las malas noticias abunde las nuevas y buenas noticias vienen de ti por amor a tus hijos. Tu nos guardarás en completa paz porque nuestro corazón en ti persevera.

Señor, nuestra fe está anclada en tus promesas, tu nos conoces y sabes exactamente de que tenemos necesidad, estamos bajo tu cuidado y protección, escondidos en tu regazo permaneceremos seguros y firmes. No nos preocuparemos por nada, en cambio, oraremos por todo, te diremos a ti Señor todo lo que necesitamos y te daremos gracias por todo lo que Tu has hecho. Así experimentaremos la paz de Dios, que supera todo lo que podemos entender. Declaramos que la paz de Dios cuidará nuestro corazón y nuestra mente mientras vivamos en Cristo Jesús. AMEN

Con amor y oraciones,

 Magie de Cano

 

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario