LAS VICTORIAS NO LLEGAN SIN UNA BATALLA

En medio de todos nuestros problemas, estamos seguros de que Jesucristo, quien nos amó, nos dará la victoria total. Romanos 8:37

Estamos viviendo un tiempo de guerra, creo que nunca había visto tantos ataques de toda índole en contra los hijos de Dios. Así que Dios sigue hablándonos y debemos ser aún más sensibles y sumisos al Espíritu Santo, y cumplir con nuestras responsabilidades con temor y temblor. Somos la generación que va a bombardear las puertas del infierno, para tomar la Tierra Prometida, y traer la cosecha de almas de los últimos días. Toda injusticia caerá de rodillas a medida que proclamemos la Palabra de Dios. Nunca dejes de ver tu vida del lado de los vencedores porque Jehová Nissi, tu bandera, tu estandarte, el que prepara milagros y abre un camino delante de ti, es tu Dios, tu Padre y ya se manifestó a ti en la victoria de Jesucristo.

El Señor dice:

“Mi Iglesia, tienes todo lo necesario para hacer retroceder al enemigo y parar sus planes. Yo no te dejaré mientras el enemigo lleva a cabo sus planes destructivos. Este es el tiempo para que Mi Pueblo afile su espada y fortalezca su armadura. Estás siendo posicionado para tomar más territorio este año, incluso cuando el enemigo intente causar interferencia antes de cada victoria. Las batallas pueden volverse muy violentas, pero verás más y más victorias este año. Conoce Mi palabra y reclama Mis promesas para tu vida. Descansa en la promesa e invoca Mi Palabra como tu arma, Mi presencia como tu defensa. Camina en la justicia de Cristo. El enemigo no puede vencer esa justicia. Establécete en una relación más íntima Conmigo para que cuando el enemigo te busque todo lo que él pueda ver sea a Mí. Este no es el momento de esperar para defenderse. Levántate y sé un ejército que avanza, has retroceder al enemigo, toma lo que te he prometido. Tú también está luchando por aquellos que todavía no saben cómo luchar. Tu ejemplo, tus testimonios, tus victorias reclutarán a otros que se unan a la lucha y traigan incremento a la iglesia”. (Susan Slusher)

Efesios 6:13 Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiéndolo hecho todo, estar firmes.

 Zacarías 4:6 Continuó él, y me dijo: Esta es la palabra del Señor a Zorobabel: “No por el poder ni por la fuerza, sino por mi Espíritu” —dice el Señor de los ejércitos.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio” y “Cita con tu Destino”.

Deja un Comentario