SUMERGETE

Luego el ángel me mostró el río del agua que da vida. Era tan brillante como el cristal y salía del trono de Dios y del Cordero. Corría en medio de la calle de la ciudad. A cada lado del río estaba el árbol de la vida que produce fruto cada mes, es decir doce veces al año; sus hojas se usan para sanar a todas las naciones. No habrá en la ciudad nada que Dios considere inaceptable. Allí estará el trono de Dios y del Cordero, y los que sirven a Dios lo adorarán.  Verán su rostro y el nombre de él estará en la frente de ellos. Nunca más se hará de noche ni se necesitará la luz de una lámpara o del sol. El Señor Dios les dará su luz y reinarán para siempre. Apocalipsis 22:1-5

Vuelve tu corazón a Dios porque solo en él hay salvación, escucha el consejo sabio, sigue la instrucción del Espíritu de Dios, porque hay aguas de sanidad para ti, sumérgete tantas veces como sea necesario, y verás la gloria de Dios sobre tu vida. ¿Estás dispuesto a confiar al Señor para que Él te guíe completamente? ¿Crees en la Palabra que Él te ha dado?

El Señor dice:

“Hay un fuerte llamado a su vida en este momento, tan profundo que no pueden comprender muchas de las cosas por las que han pasado, un llamado para ir de lo profundo a lo más profundo. Yo estoy llevándolos a aguas más profundas, no hasta sus tobillos, ni hasta sus rodillas, Yo estoy llevándolos a las profundidades. Yo mismo los he atraído a este lugar. Está a punto de producirse un cambio en muchos aspectos, un cambio en los acontecimientos y un cambio en las circunstancias que se han levantado en su vida, algunas no tan agradables. Esas cosas están a punto de dar un giro. ¡Sigan buscándome y confiando en Mí!

Yo Soy más que suficiente, su escudo, vengan a las aguas más profundas. Hay una profundidad a la que Yo los estoy llevando en el área de la revelación, una profundidad de conocimiento y sabiduría que no han experimentado antes. Ahora es el momento de profundizar. Todo lo que llegó a su vida fueron armas forjadas contra ustedes, usadas para desanimarlos y hacer que ustedes regresaran a Egipto. ¡No más! ¡Es suficiente! No más desaliento. La sanidad está llegando a sus emociones, y a las partes físicas de su cuerpo, la plenitud. Por cuanto han creído, señales, maravillas y milagros fluirán a través de la vida de los que son Míos.

¡Mírenme! Yo cumpliré las promesas que les di. En este mismo momento, hay un lugar de consagración donde estoy llamando a Mis hijos. Esta será decisión de cada uno. Yo no puedo obligarlos. Yo Soy el Señor que está guiándolos con bondad, para que se consagren más a Mí, porque todavía tengo mucho que darles y decirles. El precio fue pagado, ¡No más espera! ¡Ahora es el momento para levantarse y caminar, levantarse y brillar! Los estoy llamando a vivir una vida íntegra, para que nada detenga lo que Yo estoy a punto de hacer en su vida. Mírenme, ¿Confían en Mi? Yo soy el que ha hablado y velaré por cumplir Mi Palabra.

Ezequiel 47:9 Por donde corra este río, todo ser viviente que en él se mueva vivirá. Habrá peces en abundancia porque el agua de este río transformará el agua salada en agua dulce, y todo lo que se mueva en sus aguas vivirá.

Con amor y oraciones,

 Magie de Cano

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio” y “Cita con tu Destino”.

Deja un Comentario