BRILLARAS COMO ORO

Esto es para ustedes motivo de gran alegría, a pesar de que hasta ahora han tenido que sufrir diversas pruebas por un tiempo. El oro, aunque perecedero, se acrisola al fuego. Así también la fe de ustedes, que vale mucho más que el oro, al ser acrisolada por las pruebas demostrará que es digna de aprobación, gloria y honor cuando Jesucristo se revele. 1 Pedro 1:6-7

Yo, Yo mismo, soy tu escape. Por lo tanto, deja de buscar aquí, allí y en todas partes para obtener alivio del fuego. Porque intento hacer nacer en ti y por ti un movimiento de oración en tu espíritu y en tu corazón que romperá todas las cadenas; eso hará que te levantes, incluso en medio del fuego, y cantes Mis alabanzas, proclames Mi gloria y veas quién Soy Yo realmente. Estoy dando a luz un movimiento de oración. Estoy dando a luz un clamor: un clamor de liberación. Estoy haciendo nacer a través de ti una medida de intercesión que nunca antes has visto.

Yo escuché al Señor decir: Cuando estás en este horno de la aflicción, si sacas tu mente de ti mismo y comienzas a pensar en Mí, si sacas tu mente de ti mismo y comienzas a poner tu mente en otros, que están peor que tú, verás una medida de libertad y una actitud de sacrificio, que te sacará del horno de la aflicción más rápido de lo que cualquier medida de autocompasión alguna vez podría, o habría. Entonces, comienza a ver las cosas de la manera en que Yo las veo. Y, comprende y conoce que te estoy refinando. Y, aunque te sientas miserable y aunque sientas que nunca emergerás, emergerás y emergerás con más unción. Saldrás del desierto como lo hizo Jesús, con más poder. Emergerás y te levantarás más rápido de lo que lo hiciste con el peso de las cargas de la temporada pasada. Porque Yo estoy quemando aquellas cosas que obstaculizan el amor.

Yo estoy consumiendo la mentalidad y las características que no son Mías. Te llevare a un nuevo nivel de gloria en el horno de la aflicción. Estoy generando en ti un movimiento de oración. Tu primera respuesta cuando empieces a sentir el fuego será clamar a Mí; buscarme a Mí; búscame; entendiendo como lo hizo David, que Yo nunca te dejaré sin ayuda, que siempre te libraré por Mi bondad. Siempre te liberaré porque me deleito en ti. Siempre te libraré del horno de la aflicción en el tiempo correcto. No permitiré que el enemigo te alcance. Pero usaré sus tramas y sus esquemas para hacer que veas cosas sobre ti que debes aceptar, para que me permitas entrar y fortalecerte. En lugar de caminar en tu propia carne, en lugar de luchar en tu propia carne, debes aprender a depender de Mí con todo lo que hay en ti.

Debes apoyar toda tu personalidad en Mí, incluso esos rasgos y esas características que sabes que no son Mías. Debes comenzar a echarlas sobre Mí y permitirme darte Mi corazón en el asunto. Permite que mi luz brille través de ti, para que otras personas Me vean en ti. Tu personalidad ocupará el segundo lugar porque Mi personalidad se levantará en ti. Mi amor, Mi bondad, Mi compasión reemplazará esos bordes duros en tu vida en donde has sido conocido por ser rudo. (Jennifer LeClaire)

Daniel 3:26-28 Dicho esto, Nabucodonosor se acercó a la puerta del horno en llamas y gritó: Sadrac, Mesac y Abednego, siervos del Dios Altísimo, ¡salgan de allí, y vengan acá! Cuando los tres jóvenes salieron del horno, los sátrapas, prefectos, gobernadores y consejeros reales se arremolinaron en torno a ellos y vieron que el fuego no les había causado ningún daño, y que ni uno solo de sus cabellos se había chamuscado; es más, su ropa no estaba quemada ¡y ni siquiera olía a humo! Entonces exclamó Nabucodonosor: «¡Alabado sea el Dios de estos jóvenes, que envió a su ángel y los salvó! Ellos confiaron en él y, desafiando la orden real, optaron por la muerte antes que honrar o adorar a otro dios que no fuera el suyo.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"

Deja un Comentario