QUINCE SEMANAS PARA RECONSTRUIR EL DESTINO DE DIOS

»Vayan ustedes a los montes; traigan madera y reconstruyan mi casa. Yo veré su reconstrucción con gusto, y manifestaré mi gloria —dice el Señor—. Hageo 1:8

Mi mamá era una maravillosa mujer que amaba a Dios, oraba y estudiaba mucho la Biblia. Aunque su vida fue cortada trágicamente por un cáncer cerebral en 1999, ella todavía es una de mis más grandes intercesoras en el cielo. Yo herede mi llamado evangelístico de ella y la Biblia que ella usaba para orar y estudiar diariamente.

Este año he tenido algunos interesantes encuentros sobrenaturales con la Biblia de mi mamá. El Espíritu … Continuar leyendo