Cierra la puerta del pasado y tira la llave

El Espíritu del Señor omnipotente está sobre mí, por cuanto me ha ungido para anunciar buenas nuevas a los pobres. Me ha enviado a sanar los corazones heridos, a proclamar liberación a los cautivos y libertad a los prisioneros, a pregonar el año del favor del Señor y el día de la venganza de nuestro Dios, a consolar a todos los que están de duelo, y a confortar a los dolientes de Sión. Isaías 61

Tiempo de despojarte del peso de la carga y del dolor que dejo la estación anterior. Ha llegado el tiempo de cambiar las vestiduras viles Continuar leyendo