Hay un sonido que esta siendo liberado

Truena la voz del Señor al frente de su ejército; son innumerables sus tropas y poderosos los que ejecutan su palabra. Joel 2:11

¡Abra la boca y pronuncie los decretos que están en su corazón. Esta es una temporada de confesión y decreto. Lo que digamos ahora determinará nuestro futuro. Permita que el sonido de la Voz del Señor surja en usted. Deje que se escuche su confianza en El. Aunque el enemigo merodea como un león rugiente buscando a quien devorar, hay un rugido en usted que tiene que ser liberado en este momento. Este rugido desafiará al enemigo. Continuar leyendo