ESCOGIDA PARA UN TIEMPO COMO ESTE

Si somos realistas en cuanto a nuestra cultura y sociedad, nos daremos cuenta que la mujer durante mucho tiempo permaneció relegada a un segundo plano, inhibida y sin poderse extender más allá de sus límites. La discriminación por mucho tiempo formó parte de la vida de las mujeres al considerarlas el sexo débil. La Biblia dice que somos vasos frágiles pero no somos débiles.

Dios está posicionando a las mujeres para esta hora, y estamos siendo lanzadas a posiciones de liderazgo en los diversos ámbitos. Es suficiente con leer un periódico para darnos cuenta que las mujeres estamos resurgiendo en Continuar leyendo