ESPERA POR TUS CAMELLOS

Dios mío, ¡tú eres mi Dios! Yo te buscaré de madrugada. Mi alma desfallece de sed por ti; mi ser entero te busca con ansias, en terrenos secos e inhóspitos, sin agua, con deseos de ver tu poder y tu gloria, como los he mirado en el santuario. Salmos 63:1-2

Cuando tenemos una promesa de Dios que se tarda en el cumplimiento Dios nos quiere más cerca de Él. Los tiempos de espera forjan una intimidad más profunda con Dios, es en ese lugar de intimidad que recibimos nuevas fuerzas, fe, esperanza y fortaleza. Fue durante la espera que David busco a Dios en una intimidad más profunda, escribiendo el sentir de su corazón en muchos de sus Salmos.  La satisfacción de cada mañana es el amor constante de Dios. Estar contento todos nuestros días no sucede por accidente. Dios bendice, Dios satisface, Dios nos encuentra cuando lo buscamos con todo nuestro corazón.

Salmos 62:5-7 Sólo en Dios halla tranquilidad mi alma; sólo en él he puesto mi esperanza. Sólo Dios es mi salvación y mi roca; porque él es mi refugio, no resbalaré.  Sólo Dios es mi salvación y mi gloria; ¡Dios es mi roca fuerte y mi refugio!

Escuché al Señor decir:

«No puedes recibir nada de mí hasta que sueñes Conmigo. Si lo único que haces es enfocarte en tus circunstancias, eso es lo que recibirás, porque lo que ves es lo que obtienes. Debes meditar en las cosas del cielo y no en las cosas de la tierra si alguna vez esperas recibir algo de Mí. Hay cosas dentro de ti que aún no se han manifestado en la tierra, pero para que vengan deben ser vistas por ti y luego habladas”.

Lucas 6:45 El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo que es bueno; y el hombre malo, del mal tesoro saca lo que es malo; porque de la abundancia del corazón habla su boca.

“Medita en la visión y las cosas que Yo quiero darte y pronto verás que comenzarán a manifestarse en lo natural. Esta es la parte creativa de Mí que está dentro de ti y Yo te he hecho creador de esas cosas, pero muchas cosas intentarán detenerte si meditas en ellas. Es así como funciona porque es la manera en que Yo lo hago Es tiempo de que el Cielo venga a la tierra, ¡pero necesito que tú lo traigas!”

Juan 14:12 En verdad, en verdad os digo: el que cree en mí, las obras que yo hago, él las hará también; y aún mayores que éstas hará, porque yo voy al Padre.

El Señor dice: “Si meditas en lo que Yo te prometí, levanta la vista de las circunstancias que te distraen de eso, haz que esas cosas sean más grandes que las tuyas, ¡PRONTO VERAS QUE VIENEN LOS CAMELLOS!” En otras palabras, ¡pronto verás que tu promesa comenzará a manifestarse! Hoy te digo que tu Rebeca también vendrá por los camellos que has esperado traigan tu sueño, mientras meditas en ello día y noche. ¡Vendrá! ¡Sí, vendrá! (Jo Ellen Stevens)

Génesis 24:63-64 Y por la tarde Isaac salió a meditar al campo; y alzó los ojos y miró, y he aquí, venían unos camellos. Rebeca alzó los ojos, y cuando vio a Isaac, bajó del camello.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

 

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"