GUIA PARA EL AYUNO DE DANIEL 7 AL 27 DE ENERO 2019

¡Señor, Señor! ¡Escúchanos, perdónanos! ¡Atiéndenos, ¡Señor, y ven a ayudarnos! ¡Por ti mismo, Dios mío, y por tu ciudad y tu pueblo, que invocan tu nombre, ¡no tardes! Daniel 9:19

Este nuevo año, Dios está llamando a Su Iglesia al lugar secreto, un lugar que está libre de toda distracción. Un lugar donde nuestros ojos y nuestra atención estén solo en El. Hemos entrado al año 2019, en el calendario hebreo (5779). El número “9” es usado muchas veces en la Biblia. Nueve es el cuadrado de tres, y tres es el número de la perfección divina, así como el número peculiar del Espíritu Santo. Nueve dones (1 Corintios 12:8-10) Nueve frutos del Espíritu Santo, que son en realidad las 9 virtudes o manifestaciones perceptibles de que Dios está obrando en la vida y corazón de una persona. (Gálatas 5:22-25)

Si queremos dar FRUTO este año, será vital hacer nuestro mejor esfuerzo para buscar a Dios de una manera apasionada, inexorable y permanente. Juan 15:1-2 y 5 dice:  Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador. Todo pámpano que en mí no lleva fruto, lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto. Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer.

DE QUE SE TRATA EL AYUNO DE 21 DIAS

El ayuno es una práctica de abstinencia de alimentos ya sea total o parcial, mientras dedicamos tiempos a la oración y meditación de la Palabra de Dios. El decidir AYUNAR es para nosotros mismos, es una herramienta espiritual para aprender a dominar nuestra carne y acercarnos al Padre. El propósito principal del ayuno es ganar los beneficios que sobrevienen al estar un tiempo extra orando y buscando al Señor, para fortalecer nuestro espíritu, alimentar nuestra alma y renovar nuestro cuerpo. Es difícil encontrar una referencia al ayuno en la Biblia que no contenga también una referencia a la oración, lo que nos lleva a creer que NO TIENE SENTIDO AYUNAR SIN ORAR. El propósito del ayuno es negar los placeres físicos en busca de un crecimiento espiritual y de una comunión profunda con Dios. Usualmente, las personas que ayunan tienen un motivo o un enfoque especial que presentan en oración.

En la Biblia encontramos a personas y grupos ayunando en preparación para periodos intensos de ministerio y prueba. Las personas ayunaban y oraban para discernir la voluntad de Dios y obtener victoria en situaciones específicas. Puedes leer Ester 4:15-16 – Esdras 8:21-23 – 2 Crónicas 20:1-4 – (Joel 1:13-14; ver también Joel 2:12; Jonás 3:5). El ayuno puede darnos más tiempo para meditar y orar por lo que se puede aumentar la sensibilidad espiritual y la fe en la autoridad que Dios nos ha dado.

Algunas personas ayunan con la esperanza que Dios conteste más rápido las peticiones de sus oraciones. Sin embargo, Jesús nos dijo que el primer medio por el cual una oración es contestada ES LA FE Y LA OBEDIENCIA, NO EL AYUNO (ver Mateo 21: 21-22). Muchos héroes de la fe de los cuales se lee en la historia de la iglesia, eran hombres y mujeres que tenían el hábito de orar y ayunar. El libro de los Hechos registra a creyentes ayunando antes de tomar decisiones importantes (Hechos 13:2; 14:23). El ayuno y la oración a menudo están entrelazados (Lucas 2:37; 5:33). Que las decisiones que tomes en las próximas tres semanas reflejen el hambre que tú tienes de Dios en tu vida.

¿QUE ES EL AYUNO DE DANIEL?

Es un ayuno parcial de 21 días de duración y está basado en los hechos de Daniel Capítulo 1 y 10. Este ayuno es similar a una dieta vegetariana. (Totalmente a base de frutas, legumbres, vegetales y agua) 21 días alimentándonos en cada tiempo de comida con una dieta natural, lo cual elimina todos los químicos, sabores y colores artificiales, aditivos, preservantes y alimentos procesados.

Daniel 10:2-3 En aquellos días yo Daniel estuve afligido por espacio de tres semanas. No comí manjar delicado, ni entró en mi boca carne ni vino, ni me ungí con ungüento, hasta que se cumplieron las tres semanas.

Durante su servicio al rey Nabucodonosor, Daniel pidió alimentarse con legumbres y agua, porque no quería ofender a Dios contaminándose con la comida del rey ni con las costumbres de esa tierra pagana (Daniel 1). En el capítulo 10 vemos que Daniel está ayunando, buscando revelación de Dios sobre unas visiones que había tenido, pero vivió cada día en sumisión a Dios con una fe impregnada de oración y adoración constante por lo cual recibió todo el favor de Dios. Si queremos lo que Daniel tuvo tenemos que hacer lo que Daniel hizo, se propuso en su corazón seguir los caminos de Dios y se rehusó a contaminarse.

El ayuno de Daniel trajo para él y para el pueblo de Israel liberación, favor, gracia, unción y también fueron contestadas sus peticiones.  Con este ayuno al igual que con Daniel y el pueblo de Israel Dios contestará nuestras peticiones, traerá liberación, unción, gracia y favor sobre nosotros.

Daniel 9:3 Y volví mi rostro a Dios el Señor, buscándole en oración y ruego, en ayuno, cilicio y ceniza.

El ayuno de Daniel es una manera saludable de comer, sin variar tus horarios habituales usando alimentos muy nutritivos. Sin embargo, si tienes necesidades alimenticias especiales, estás embarazada o bajo tratamiento médico, por favor consulta a tu médico antes de empezar el ayuno. Puedes modificar el ayuno conforme a tus necesidades específicas.

COMIDAS QUE ESTÁN PERMITIDAS EN EL AYUNO

TODAS LAS FRUTAS: Pueden ser frutas frescas, secas, en jugo o envasadas, manzanas, duraznos, toronjas, plátanos, melones, cerezas, zarzamoras, higos, uvas, guayabas, kiwi, limones, limas, naranjas, mangos, nectarinas, papayas, peras, pina, ciruelas, pasas, fresas, mandarinas, sandia.

TODOS LOS VEGETALES: Pueden ser frescos, congelados, secos, en jugo o envasadas. espárragos, brócoli, repollo, zanahorias, coliflor, apio, chiles, elote, pepinos, ajo, raíz, lechugas, cebolla, hongos, papas, espinacas, calabazas, camotes, tomates.

TODOS LOS GRANOS: Trigo integral, arroz integral, pasta de harina integral, tortillas de maíz y de harina integral, pan de arroz, avena, quínoa,

TODAS LAS SEMILLAS: cacahuates, almendras, nueces, ajonjolí, semilla de marañón, avellanas.

 TODAS LAS LEGUMBRES: frijoles, garbanzos, lentejas, judías verdes, guisantes.

ACEITES: aceite de oliva, de canola, ajonjolí y coco.

BEBIDAS: Toda clase de agua purificada. Jugos de frutas naturales, sin conservantes ni dulcificantes. Tés naturales. 

ALIMENTOS QUE SE DEBEN DE EVITAR

Todas las carnes y productos de origen animal ya sea res, cordero, puerco, aves, y pescados. Todos los productos lácteos leche, queso, crema, mantequilla, y huevos. Todos los dulcificantes azúcares, miel, y dulcificantes artificiales. Todos los panes con levadura. Todos los alimentos refinados con sabores artificiales, alimentos con aditivos, químicos, arroz blanco, harina blanca, y alimentos que contiene conservantes artificiales. Todos los alimentos fritos. Todas las grasas sólidas incluyen la manteca, margarina, manteca de puerco y alimentos que contienen mucha grasa.

BEBIDAS QUE NO DEBEN CONSUMIRSE: Café, bebidas de energía, bebidas alcohólicas, bebidas carbonatadas.

El ayuno causara algunos malestares físicos al principio porque nuestro cuerpo comienza a desintoxicarse, con esto me refiero a dolores de cabeza, debilidad o malestar estomacal, pero luego todo mejora una vez que todas las toxinas comienzan a salir de nuestro sistema.

En lo espiritual es muy importante la oración, leer la palabra de Dios, hacer un tiempo para El cada día, porque es un tiempo importante donde Dios está trabajando en nosotros, está fortaleciendo nuestro espíritu, no solo respondiendo peticiones. Mediante el ayuno el Espíritu Santo nos está mostrando las artimañas que usa Satanás en nuestras vidas, nos muestra si se lo pedimos las áreas donde más somos débiles, y donde el enemigo nos oprime, nos señala donde aún hay ataduras por romper y nos da las armas espirituales para luchar.

Mateo 6:17-18 Pero tú, cuando ayunes, perfúmate la cabeza y lávate la cara para que no sea evidente ante los demás que estás ayunando, sino sólo ante tu Padre, que está en lo secreto; y tu Padre, que ve lo que se hace en secreto, te recompensará.

Con amor y oraciones,

 Magie de Cano

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"