2019 UN AÑO DE ROMPIMIENTO

Y desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia, y los violentos lo conquistan por la fuerza. Mateo 11:12

 DIA 16 AYUNO DE DANIEL

Un rompimiento espiritual, es una intervención repentina de Dios, que nos habilita para atravesar barreras, límites que antes no habíamos podido atravesar. Para provocar un rompimiento es necesaria una fe loca y radical en un Dios que se complace en bendecirnos, que no miente y no se arrepiente. Es necesario negarnos a tolerar las mentiras que el enemigo usa para hacer los problemas más grandes de lo que parecen. El precio que Jesús pagó en la cruz por nosotros no fue para que vivamos como víctimas, sino como vencedores. Hace algunos años mi familia y yo estábamos en un desierto, perdimos todas nuestras posesiones materiales y mis oraciones por un tiempo eran susurros llenos de temor, hasta que un día el Señor habló a mi corazón y dijo: “Ya no vengas a mí a pedirme que Yo cambie esto o aquello, hazlo tú, porque todo el poder de Mi Espíritu Santo te ha sido dado” Él estaba dándome una unción de rompimiento para ir y guerrear en oración y declaraciones de Su palabra por mis promesas y bendiciones. Todo lo que prometió lo cumplió, pero El necesitaba que a mi fe le pusiera acción. Con todo esto en mi corazón, oro para que su fe se levante con esta revelación de Andre Towe.

Escuché al Señor decir: «¡ESTE ES UN AÑO DE ROMPIMIENTO!» El diccionario Webster define «rompimiento» como ser o estar relacionado con un éxito repentino o aplastante, especialmente en comparación con los esfuerzos anteriores.  Muchos de ustedes han intentado cosas en años anteriores que no funcionaron y el enemigo se ha apoyado en esto para restringirlos en un lugar pequeño y evitar que sigan adelante. Pero, lo que el enemigo no esperaba, es que ese pequeño lugar, los pusiera de rodillas para clamar a Dios. Lo que escucho decir al Señor es: “Este año saldrás de los lugares pequeños. Estás saliendo de menos a más. ¡El enemigo deseará nunca haber tocado tu vida!

Se han sentido rodeados por circunstancias por todos lados. Satanás ha hecho todo lo posible para intimidarlos y evitar que avancen, mientras intenta paralizarlos con temor. En 2 Crónicas 20, los amonitas, los moabitas y los edomitas rodeaban a la gente de Judá. Las cosas parecían desesperantes. El rey Josafat proclamó un ayuno en toda Judá y ellos buscaron al Señor. Dios lanzó una palabra profética que cambió todo. Y como Dios le dijo a Josafat, también nos está diciendo a nosotros: “No tengan miedo ni se acobarden cuando vean ese gran ejército, porque la batalla no es de ustedes, sino mía.” (2 Crónicas 20:15).

¡El Señor quiere que sepan que esta no es su batalla! Uno de mis versos favoritos en este texto es el versículo 17: «Pero ustedes no tendrán que intervenir en esta batalla. Simplemente, quédense quietos en sus puestos, para que vean la salvación que el Señor les dará.» Hay una revocación divina que sucedió allí mismo. Judá fue de estar rodeado por todos lados y ser cazado, a recibir Instrucción profética de Dios y convertirse en cazador. ¡Prepárate para tu revocación divina! Dios está contigo. No estás rodeado por tus circunstancias; estás rodeado por Dios. Estás rodeado por la victoria completa; Dios está peleando por ti. ¡Él está contigo!

En el versículo 20, Josafat exhortó al pueblo de Judá, dándoles una instrucción que es muy importante y es la razón por la que creo que estás leyendo esto hoy. Él dijo: “Creed en Jehová vuestro Dios, y estaréis seguros; creed a sus profetas, y seréis prosperados”. En otra versión dice “establecidos”, esta palabra en hebreo significa: “Construir o apoyar, ser firme o fiel, ser verdadero o cierto”. En otras palabras, cuando le creemos a Dios, estamos sentando una base firme para construir sobre.

Hebreos 11:6 Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.

Primero debemos creer que Dios es quien Él dice que es, y que Él hará lo que Él dijo que hará. La palabra «prosperar» en hebreo significa empujar hacia adelante, romper, venir poderosamente, pasar, ser bueno y ser rentable. Cuando creemos en la Palabra profética del Señor, comenzamos a prosperar. ¡Seremos impulsados hacia adelante, de lo viejo hacia lo nuevo! Saldremos de los lugares pequeños y estrechos y entraremos en las promesas de Dios. Lo escucho decirles hoy: «Rompan con el 2018, porque es tiempo de que se produzcan los de repentes del 2019»

2 crónicas 20:22 dice: Y cuando comenzaron a entonar cánticos y alabanzas, el Señor puso emboscadas contra los hijos de Amón, de Moab y del monte Seir, que habían venido contra Judá, y fueron derrotados.  Cuando comenzaron a asociarse con lo que Dios estaba diciendo (una instrucción profética), Dios puso emboscadas y fueron liberados. Ángeles fueron enviados para defenderlos. Dios ha puesto recursos a nuestra disposición y en el momento en que comencemos a seguir Sus instrucciones y alabarle, Él nos librará y peleará por nosotros.

Muchos de ustedes se han sentido intimidados por las amenazas del enemigo, pero yo declaro hoy sobre ustedes: Que este año se levantarán y habrá cambios. Ustedes irán de víctimas a vencedores. Cada muro que se levantó para mantenerlos fuera será la piedra donde pisarán para entrar y poseer todo lo que Dios les ha prometido. Los gigantes que han estado desfilando alrededor de su tierra prometida no son más que señales de que están en el camino correcto. Dios está levantando a Josue´s y Caleb´s que entrarán y poseerán todo lo que Él ha prometido. Hoy, siento una urgencia de enviarles esta palabra en este inicio de año, para recordarles que 2019 no es una repetición del año pasado ni ningún otro año, porque Dios está haciendo algo nuevo. Prepárense para caminar en su destino aceleradamente. Le servimos al Dios de los imposibles y este es nuestro año de rompimiento.

LECTURAS PARA HOY: 2 Crónicas 20 y Salmos 37 –  Cuando alabamos y adoramos en medio de nuestros problemas, le estamos diciendo a Dios, frente a cualquiera que esté observando, que creemos que Él es mayor que cualquier problema que tengamos. Una cosa que debemos seguir recordándonos una y otra vez es que el diablo quiere nuestra alabanza y adoración. Pero cada vez que abrimos la boca y adoramos a Dios con una canción, ¡recuperamos un poco! Recuperamos un territorio para el Reino de Dios. Confundimos al enemigo y cambia la atmósfera, él no puede soportar la adoración, así que tendrá que huir.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"