¡NO DUDEN NI SE DEN POR VENCIDOS!

¡Sé fuerte y valiente! No temas ni te acobardes, porque el Señor tu Dios estará contigo dondequiera que vayas. Josué 1:9

Realmente quiero animar a todos aquellos que se han sentido agobiados por las dudas, la desesperación y sienten rendirse. El Señor ha estado hablándome con tanta fuerza, diciendo, «¡NO DUDES! ¡NO TE DES POR VENCIDA! ¡Yo no me he rendido contigo, así que no te rindas Conmigo!” Estas palabras golpearon fuerte mi corazón y mi mente ya que esta batalla en la que yo también me he encontrado en los últimos meses ha sido muy real. Sentí que el Señor quería que compartiera esto, para animar a muchos que están luchando y peleando contra estos sentimientos ahora mismo: No están solos. Él está con ustedes. ¡No se rindan! ¡No duden!

Deuteronomio 31:8 El Señor irá delante de ti; El estará contigo, no te dejará ni te desamparará; no temas ni te acobardes.

NO TOMEN LA CARNADA

Vi en una visión al enemigo con una caña de pescar, pescando en aguas profundas y oscuras. Le pregunté al Señor acerca de esto y Él dijo: “EL ENEMIGO ESTA PESCANDO” cualquier cosa que él pueda encontrar, en un intento desesperado, tirando la carnada sobre ti mental, física o emocionalmente haciéndote regresar a las cosas de tu pasado. ¡Pero Yo estoy aquí para recordarte que ¡HOY ES UN NUEVO DÍA! No vuelvas a las cosas del pasado. ¡No muerdas el anzuelo!»

Isaías 43:18-19 Olviden las cosas de antaño; ya no vivan en el pasado. ¡Voy a hacer algo nuevo! Ya está sucediendo, ¿no se dan cuenta? Estoy abriendo un camino en el desierto, y ríos en lugares desolados.

NO CREAN SUS MENTIRAS

Entonces vi una visión del enemigo agitando aguas profundas y oscuras, creando un remolino. El Señor comenzó a hablarme sobre este remolino y me impulsó a buscar el significado. Definición de REMOLINO: «Un remolino es un cuerpo de agua que gira, producido por corrientes opuestas o una corriente corriendo con obstáculos.»

El Señor me mostró que muchos de los que han estado entrando, se están moviendo y fluyendo en las cosas a las que Él les ha estado llamando, de repente, de la nada, se han encontrado frente a una gran oposición y obstáculos. El enemigo está agitando este remolino en un intento desesperado por succionarlos hacia el fondo, fuera de la corriente celestial y el llamado que Dios tiene para ustedes. Este «REMOLINO» ha sido implacable y atormentador, llenándolos de una sensación de soledad y desesperanza, mientras estas mentiras y dudas llenan sus pensamientos, haciendo que sientan que se están dando por vencidos.

Pero después, oí al Señor rugiendo sobre las aguas, «¡No crean las mentiras! ¡Abran sus ojos! ¡Fijen sus ojos en Mí! ¡No se rindan! ¡Yo estoy con ustedes!» Entonces las aguas se calmaron mientras la mano del Señor bajaba y levantaba a Su pueblo en la palma de Su mano. Mientras la gente se levantaba, sus mentes se aclaraban, su vista se despejaba, y las aguas se volvían claras mientras el Señor exponía las mentiras y los planes del enemigo.

Isaías 41:10 No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.

MIS PROMESAS SON VERDADERAS

Los cielos se despejaron, y mientras la luz fluía a través del cielo, un arco iris apareció sobre las aguas. Cuando vi esto, Dios me recordó Sus promesas para mi vida y sentí una repentina audacia, paz y confianza llenar mi corazón que por un tiempo se había ahogado en desesperación. El Señor me recordó a los Israelitas antes de que tomaran la Tierra Prometida, y las batallas y dudas que tuvieron que vencer para apoderarse de la promesa.

Entonces el Señor dijo, «¡Mis promesas son verdaderas, no los defraudaré! Yo voy delante de ustedes y nunca los dejaré. Fijen sus ojos en Mí, eleven su alabanza hacia Mí, confíen en Mí, y sus ojos Me verán. ¡Prepárense para tomar la Tierra Prometida! ¡Prepárense para aferrarse a las promesas que Yo tengo para ustedes! ¡No se rindan Mis amados hijos, porque Yo soy la mano que los sostiene! Nunca los dejaré porque son Míos.

El Señor será FIEL hasta el final. Sus promesas para nuestra vida son asombrosas y verdaderas. ¡No permitan que el enemigo gane sobre sus pensamientos—sobre su destino! ¡No se rindan! ¡Levántense! (Helen Cobanov)

Génesis 28:15 He aquí, yo estoy contigo, y te guardaré por dondequiera que vayas y te haré volver a esta tierra; porque no te dejaré hasta que haya hecho lo que te he prometido.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"