LA BENDICION TE ESPERA

“Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos. Por tanto, no seáis insensatos, sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor. No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución; antes bien sed llenos del Espíritu,”. Efesios 5:15-18 

“Estoy trayendo a Mi Pueblo al río de Mi Espíritu, el río de Mi presencia. Los tomaré de la mano y los sumergiré en la profundidad de Mi Espíritu. Para que Yo pueda cumplir Mis planes y Mis propósitos en tu vida deberás desarrollar una vida de intimidad con Mi Espíritu, el cual habita en ti y al que debes dejar que te guíe, que te instruya, que te transforme, de tal manera que entonces tus deseos sean los míos, que tus sueños sean los míos, que tus planes sean los míos, que tus métodos sean los Míos, y que camines cumpliendo el propósito para el que te cree, dice el Señor. Tendrás que aprender a vivir en permanente comunión con mi Espíritu, a dejar que sea El quien te enseñe, quien te hable, y quien te dirija. Este será un tiempo que disfrutarás como nunca antes la belleza de la vida dirigida y controlada por mi Santo Espíritu, dice el Señor”. (Ap. Luis y Mercedes Aquino)

Muchos de ustedes se encuentran en un tiempo de corrección, donde el Espíritu Santo les ha estado mostrando esas áreas de su carácter y personalidad que necesitan cambiar. Este puede ser un proceso bastante doloroso porque requiere humildad, honestidad y responsabilidad, revisar, sacar la basura y arrepentirse en serio. Pero hay un lado muy bueno de todo lo que han estado soportando, y es que, si obedecen, se arrepienten y cambian, entonces estarán listos para que el Maestro fluya a través de ustedes con poder y los envíe hacia adelante, hacia una necesaria restauración, sanidad, y bendición tan esperada.

Jeremías 15:19 Entonces dijo así el Señor: Si vuelves, yo te restauraré, en mi presencia estarás; si apartas lo precioso de lo vil, serás mi portavoz. Que se vuelvan ellos a ti, pero tú no te vuelvas a ellos.

La verdadera clave para seguir adelante ahora mismo, es simplemente “OBEDECER” a lo que el Espíritu Santo les ha estado diciendo que cambien, se arrepientan y suelten. Sacrificarse y buscar a Dios es bueno y provechoso, pero la obediencia total quebrantará el poder de su estancamiento y sufrimiento y los liberará para dar un paso adelante de una manera que los renovará en todos los sentidos y traerá tiempos de refrigerio para ustedes. Algunas de las cosas a las que nos aferramos son cosas que creemos que necesitamos para atravesar los puntos difíciles de la vida y soportarlas, pero en realidad son sólo trampas que nos mantienen atado, esperando interminablemente.

1 Samuel 15:22 Pero Samuel respondió: —¿Qué es lo que más le agrada al Señor: tus ofrendas quemadas y sacrificios, o que obedezcas a su voz? ¡Escucha! La obediencia es mejor que el sacrificio, y la sumisión es mejor que ofrecer la grasa de carneros.

Parte de la corrección que han recibido puede venir de las personas más cercanas a ustedes, y dolerá cuando los escuchen. Dios les ha concedido gracia en estas relaciones, pero esa gracia está cambiando. Traten de no atacar si alguien trata de hacerlos reflexionar y expresarles las áreas que han sido un obstáculo y una fuente de dolor para ellos. Dios tiene tantas cosas maravillosas justo delante de ustedes, y están ante una temporada de fino ajuste y poda para que puedan permanecer estables y limpios en esta cosecha final, que está comenzando ahora. Reciban, pues, corrección y arrepentimiento, porque Dios quiere bendecirlos. (Lonnie Mackley)

2 Crónicas 7:14 Si mi pueblo, que lleva mi nombre, se humilla y ora, y me busca y abandona su mala conducta, yo lo escucharé desde el cielo, perdonaré su pecado y restauraré su tierra.

Hechos 3:19 Por tanto, para que sean borrados sus pecados, arrepiéntanse y vuélvanse a Dios, a fin de que vengan tiempos de descanso de parte del Señor.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"