EL AMANECER ESTA AQUI

Toda la noche duró el lloro, pero al amanecer vino la alegría. Tenía que haber oscuridad, para que hubiera un amanecer. Mateo 28:6 dice: “No está aquí, pues ha resucitado, tal como dijo. Vengan a ver el lugar donde lo pusieron”. El poder de la resurrección hizo que Jesús se sentara más allá de los conflictos y cambiara lo que estaba ocurriendo sobre la tierra. Cuando veamos desde esta perspectiva, veremos en la realidad invisible con los ojos de la fe y luego comenzaremos a orar para que se manifiesten aquellas cosas que son imposibles en el mundo natural. Si … Continuar leyendo