¿COMO ESTA SU CORAZON?

Yo, el Señor, escudriño el corazón, pruebo los pensamientos, para dar a cada uno según sus caminos, según el fruto de sus obras. Jeremías 17:10

En una conferencia profética, el Pastor Rick Joyner hizo una apasionada súplica por arrepentimiento y santidad en los corazones y las vidas del Pueblo de Dios. Otro orador hizo eco en que, muchos en el Cuerpo de Cristo han experimentado en este tiempo el trato del Señor en lo que respecta a los asuntos del corazón. Dios ha estado limpiando, purificando y refinando a Su pueblo a través del quebrantamiento y del vaciar todo lo que está adentro de nosotros y que no es de Su Espíritu. Él está separando el trigo de la cizaña en nuestras vidas (Mateo 3:12) Si te has preguntado porque no sientes la presencia de Dios en tu vida, porque no prosperas en lo que haces, porque Dios no escucha tus oraciones, pueda ser porque no hay verdad en tu corazón, tal vez no estas caminando en integridad, o no te estas conduciendo con justicia. Dios lo que busca es un corazón limpio, un corazón puro.

Isaías 33:15 El que anda en justicia y habla con sinceridad, el que rehúsa la ganancia injusta, y se sacude las manos para que no retengan soborno; el que se tapa los oídos para no oír de derramamiento de sangre, y cierra los ojos para no ver el mal; ése morará en las alturas, en la peña inexpugnable estará su refugio; se le dará su pan, y tendrá segura su agua.

El Señor dice

Yo anhelo que cosas buenas les sucedan a Mis hijos. Yo anhelo que al terminar las pruebas el fruto de Mi Espíritu sea visto en ustedes para que obtengan su recompensa. Han sido años de espera y las pruebas han formado su carácter para que sean como robles plantados en la casa del Señor; Porque sin crecimiento y sin fruto serán susceptibles a los grandes vientos de cambio que soplarán sobre la tierra. Serán sacudidos y llevados de aquí para allá por todo viento de doctrina, por la astucia de los hombres, por las artimañas engañosas del error.

Efesios 4:17-18 Esto digo, pues, y afirmo juntamente con el Señor: que ya no andéis, así como andan también los gentiles, en la vanidad de su mente, entenebrecidos en su entendimiento, excluidos de la vida de Dios por causa de la ignorancia que hay en ellos, por la dureza de su corazón.

Vuélvanse a Mi con todo su corazón, su alma y su mente, busquen Mi rostro y arrepiéntanse de su vana manera de vivir. Los programas políticos no los salvarán de las cosas que están por venir. Asistir a la Iglesia los domingos no los salvarán de las cosas que están por venir. Pagar sus diezmos y ofrendas no los salvarán de las cosas que están por venir. Tener dinero guardado en un banco no los salvará de las cosas que están por venir. Porque muchos por la dureza de su corazón y por no arrepentirse, atesoran para sí mismos ira para el día de la ira y de la revelación del justo juicio de Dios, el cual pagará a cada uno conforme a sus obras.

Romanos 2:5-8 Pero por la obstinación y dureza de tu corazón, vas acumulando ira contra ti mismo para el día de la ira, cuando Dios revelará su justo juicio, en el cual pagará a cada uno conforme a sus obras. Dios dará vida eterna a los que, perseverando en hacer el bien, buscan gloria, honra e inmortalidad; pero castigará con ira a los que por egoísmo se rebelan y no obedecen a la verdad, sino a la injusticia.

Yo regresaré pronto por un Pueblo dispuesto a renunciar a todo por Mi. Yo regresaré pronto por un Pueblo que ha sido crucificado juntamente Conmigo. Yo no te preguntaré en aquel día cuantos dones espirituales tenías, o cuanto repartiste a los pobres. Yo regresaré por un Pueblo Santo. Yo vendré a buscar un Pueblo lavado y redimido con Mi Sangre. Se levantará un sacerdocio real donde el hombre Me servirá como David, con pasión, reverencia y alabanza. Yo pondré en el hombre el corazón de santidad y pureza que cambiarán a muchos en su entorno. Porque clamaron a Mí. Me oyeron y Yo escuché el clamor de Mi pueblo.

Apocalipsis 22: 10-15 También me dijo: No selles las palabras de la profecía de este libro, porque el tiempo está cerca. Que el injusto siga haciendo injusticias, que el impuro siga siendo impuro, que el justo siga practicando la justicia, y que el que es santo siga guardándose santo. He aquí, yo vengo pronto, y mi recompensa está conmigo para recompensar a cada uno según sea su obra. Yo soy el Alfa y la Omega, el primero y el último, el principio y el fin. Bienaventurados los que lavan sus vestiduras para tener derecho al árbol de la vida y para entrar por las puertas a la ciudad. Afuera están los perros, los hechiceros, los inmorales, los asesinos, los idólatras y todo el que ama y practica la mentira.

Utilice este tiempo leer los Salmos 32 y 51 como una oportunidad para arrepentirse y volverse hacia Dios. Si confesamos nuestros pecados, Él es fiel y justo para perdonarnos y limpiarnos de toda maldad. (1 Juan 1:9) Arrepentirse no es llorar, arrepentirse implica cambiar. Durante un gran cambio, podemos pedirle a Dios que nos muestre nuestros corazones. El arrepentimiento abre la puerta para que podamos cambiar y transformar nuestro futuro.

OREMOS: Amado Padre, creo y confieso hoy que Jesucristo es el Hijo de Dios y el único camino que me lleva hacia Dios; que murió por mis pecados, y que resucitó de los muertos, que en la cruz Él fue hecho maldición para que yo pudiera ser redimido de la maldición y recibiera Tu bendición. Extiéndeme Tu misericordia y perdón, me comprometo de ahora en adelante por Tu gracia a seguirte y a obedecerte por sobre todas las cosas. Me arrepiento por querer Tus bendiciones sin desear Tu fuego. Pido el fuego que purifica, que consume mi vieja naturaleza. Te pido que me llenes con el fuego de tu santidad. Hazme uno Contigo en el fuego de Tus pasiones. Purifícame con hisopo, y quedaré limpio, lávame y quedaré más blanco que la nieve. Aparta tu rostro de mis pecados y borra toda mi maldad. Amén.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"