PALABRA PROFETICA PARA MAYO

¡Cuán preciosa, oh Dios, es tu misericordia! Por eso los hijos de los hombres se amparan bajo la sombra de tus alas. Salmos 36:7

El Señor ha destruido el caparazón que te ha mantenido restringido. Una dura armadura del Señor ha estado sobre tu vida. Te ha detenido y confinado. Pero el Señor te dice hoy:

«He destruido el caparazón de tortuga que te contenía. Necesitabas esa armadura por un tiempo, por razones que conoces, y por otras razones que no necesitas conocer. Pero, fue sólo por un tiempo y una temporada. Frustrante como fue, ya terminó. Ahora, Yo he … Continuar leyendo