BIENVENIDO JUNIO

Después el Señor me dijo: —¡Observa, Jeremías! ¿Qué es lo que ves? —Veo una rama de almendro —contesté. —Así es —dijo el Señor—, y eso significa que yo estoy vigilando y ciertamente llevaré a cabo todos mis planes. Jeremías 1:11-12

¡Dios está permitiendo que tu vara de almendro florezca y brote, porque este es tu tiempo de ver la demostración de Su poder!

Dios ha usado el árbol de almendro como símbolo de vigilancia y promesa de que Su palabra se cumplirá. ¿Por qué un almendro? Porque florece a finales del invierno antes de que lo hagan todos los otros árboles. Crece en climas muy resistentes, con temperaturas extremas. Florecer en invierno antes de la primavera es como una promesa de mejores tiempos por venir. La promesa de que la primavera y el verano están en camino. De la depresión de un largo invierno, de repente brota la belleza con la promesa de una cosecha en verano. Si el árbol «sabe» algo que aún no conocemos, podemos confiar en el árbol de que algo va a cambiar. Para darnos la esperanza de aferrarnos allí, porque el fruto de Su palabra para nosotros, está prácticamente cerca.

La palabra almendro en hebreo es “Shaqued” (árbol de despertar apresurado) y la palabra hebrea que se usa para «VER» es “shoqed”. Casi la misma palabra, ambas palabras significan “quien despierta”, “vigilar” “estar alerta”. Un juego de palabras aquí.  ¿Qué tiene eso que ver con un árbol que florece tempranamente? Es un símbolo de vigilancia y promesa debido a su florecimiento temprano, que simboliza las súbitas y rápidas bendiciones de Dios sobre Su Pueblo. La palabra de Dios nos da esperanza porque nos anuncia que El cumplirá Su propósito en nosotros, es la promesa de que el invierno no dura para siempre.

Invocamos el nombre de Jehová de los Ejércitos, quien va delante de nosotros abriendo camino. Mientras entramos al mes de JUNIO, declaramos que será un mes de visitación del Espíritu Santo sobre nosotros, por tanto, así como las estaciones cambian y dan paso a un nuevo propósito y una nueva vida, así́ también Su visitación nos traerá́ nuevos comienzos y cumplimiento de promesas. No estaremos atados al temor, abriremos nuestra boca para hablar vida y declarar que toda montaña de imposibilidad que nos haya tenido estancados se mueve en el nombre de Jesús. Declaramos que este es nuestro tiempo, no más retrasos ni más demoras, Dios está vigilando y apresurando Su palabra para poner la por obra. Declaramos que El Señor abrirá los cielos, su generoso tesoro, para derramar a su debido tiempo la lluvia sobre la tierra, y para bendecir todo el trabajo de nuestras manos. Nos prepararemos para los milagros creativos y repentinos que traerán cumplimiento, liberación y bendición en el nombre de Jesús porque no fuimos creados para ser retenidos; sino para caminar en el poder de la redención. Declaramos que estaremos llenos y rebosantes de esperanza, porque conocemos al Dios de toda esperanza, quien nos fortalece por Sus promesas. Por cuanto hemos elegido negarnos a nosotros mismos, tomar nuestra cruz y seguir a Cristo, recibiremos gracia y favor este mes y nos levantaremos diciendo ¡Vengan a ver lo que hizo por mí!

Josué 21:45 No faltó una sola de todas las promesas que el Señor le había hecho a la casa de Israel. Todas ellas se cumplieron.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

 

 

 

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"