EL TIEMPO ES AHORA, MANTENGAN SU MIRADA EN JESUS

Puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios. Hebreos 12:2

Hoy mientras leía esta palabra profética de Nate Johnston, vino a mi mente una palabra que compartí hace algún tiempo y sentí publicarla de nuevo, para que podamos cobrar ánimo. Estoy segura que el tiempo se ha cumplido. Muchas veces, cuando parece que jamás se sucederá lo que Dios ha prometido, es cuando viene el momento de su cumplimiento. En ese momento, es esencial nuestra fe y esperanza en el Señor. Para algunos, esto parecerá como que ha tomado mucho tiempo en suceder, pero en realidad estamos ahora justamente situados en la posición correcta para recibir.

“Pareciera que no puedo sacudirme esta sensación abrumadora de que UN MOVIMIENTO REPENTINO está llegando a todos aquellos que han estado esperando. Ayer mientras estaba en adoración, vi la imagen de un aeropuerto con gente corriendo a sus puertas y anoche soñé con aviones rodando en la pista a punto de despegar. ¡Ustedes pueden haberse sentido estancados e inseguros de sus próximos pasos, pero esto repentinamente los transportará hacia la promesa! ¡MANTENGAN SU MIRADA EN JESUS! (Nate Johnston)”

Números 23:19 Dios no es como los mortales: no miente ni cambia de opinión. Cuando él dice una cosa, la realiza. Cuando hace una promesa, la cumple.

Lo que Dios ha prometido, Él es fiel para cumplirlo. Estoy consciente de que existen tiempos cuando te preguntas, ¿Señor, estás realmente escuchando mis oraciones? ¿Por qué no me contestas? Debemos esperar el cumplimiento de las promesas en la paz de Cristo. Muchas veces, cuando todo parece oscuro y pensamos que jamás se cumplirá lo que Dios ha prometido, es cuando viene el momento de su cumplimiento. Nosotros sólo vemos la superficie, los acontecimientos que suceden aquí y ahora y no sabemos cómo trabaja Dios tras bastidores para encajar las piezas que forman el rompecabezas. Sin embargo, las maneras en que Dios actuó en el pasado muestran que Él cumple algunas promesas en etapas o de forma inesperada, pero siempre a través de la FE y la OBEDIENCIA.

2 corintios 1:20 Pues todas las promesas de Dios se cumplieron en Cristo con un resonante «¡sí!», y por medio de Cristo, nuestro «amén» (que significa «sí») se eleva a Dios para su gloria.

“Tengo una palabra muy fuerte de parte del Señor, y es que “LO IMPOSIBLE SUCEDERA PARA TI”. Algunos de los que están leyendo esto ahora celebraron sus sueños y esperanzas durante muchos años, solo para verlos hechos pedazos cada vez que parecía que las cosas sucederían. Así, con el tiempo ustedes alejaron la esperanza de su corazón porque les dolía demasiado ver que lo que esperaron nunca sucedió. Pero, sus viejas promesas están vivas, y ahora ha llegado el momento de su cumplimiento”.

“El Señor quiere que sepan que a pesar de que ustedes han tratado de alejarse de estas viejas promesas, estas no se alejarán de ustedes; y la razón es porque estas promesas que les fueron dadas son una palabra viva de Dios y estas no pueden morir. Así que, a menos que ustedes se rehúsen totalmente a que esto suceda, sucederán en el tiempo correcto tal y como el Señor lo prometió. Cuando sus promesas se cumplan, ustedes sentirán una gran liberación y alivio, así como una mujer cuando finalmente da a luz a su bebé”

“La razón por la que hubo tantos falsos comienzos en sus promesas fue debido a la sincronización y porque el Señor necesitaba demostrar que en realidad era imposible, a menos que estas pasarán por Su poder y no por su carne. Así como Abraham y Sara tuvieron un niño milagro, así serán sus viejas promesas como su niño milagro y florecerán solamente por el poder de Dios. Así que dejen de dudar y agárrense de nuevo de sus viejas promesas, porque sucederán tal y como Dios lo ha dijo muy pronto. Este es un tiempo para volver a creer”

Hebreos 11:11-12 Abraham estaba ya muy viejo para tener hijos, y Sara no podía tenerlos, pero por la fe de Abraham, Dios hizo que tuvieran hijos. Abraham confiaba en que Dios cumple lo que promete. Este hombre estaba ya muy viejo, casi en sus últimos días, pero tuvo tantos descendientes que no se pueden contar, tan numerosos como las estrellas del cielo y como los granos de arena de la playa.

Marcos 10:27 Mirándolos, Jesús dijo: —Eso es imposible para los hombres, pero no para Dios. Para Dios todo es posible.

Percibo en mi corazón el hecho de que hay algo que el Señor está acercando a ti y no puedes descuidar este momento en tu vida, Es muy importante. Por medio de la Palabra de Dios, te estoy ayudando a que prepares un lugar para que el Espíritu de Fe tenga libertad de operar. Dios te va dar a conocer Sus promesas. (Colosenses 1:27) No puedes parar, tienes que continuar en fe para poder recibir la manifestación de la victoria. (Colosenses 1:23) No sueltes Su Palabra, retenla. (hebreos 6:16 y 10:23) Todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por Su divino poder. (2 Pedro 1:3) Tal vez te parezca que nada está pasando, pero algo está pasando. «El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza» (2 Pedro 3:8)

Con amor y oraciones,

 Magie de Cano

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"