CUIDADO CON LOS ATAQUES A SU ESPERANZA Y SU FE

En cuanto a ti, por la sangre de mi pacto contigo libraré de la cisterna seca a tus cautivos. Vuelvan a su fortaleza, cautivos de la esperanza, pues hoy mismo les hago saber que les devolveré el doble. Zacarías 9:11-12

Hoy tuve la sensación de que necesitaba venir a decirles lo que estoy viendo. Hay un ataque contra la esperanza y la fe de todos aquellos que han estado presionando en sus destinos. El enemigo está usando amigos y familiares para desanimarlos diciéndoles que esto no es de Dios y que lo que están haciendo es una locura. Pero escucho anunciarles que están al borde de un gran avance. ¡Están al borde, así que presionen hacia el más alto llamado de Dios! 

¡SONRIAN! ¡EL GOZO DEL SEÑOR ES SU FORTALEZA!

Nehemías 8:10 Luego Nehemías añadió: «Ya pueden irse. Coman bien, tomen bebidas dulces y compartan su comida con quienes no tengan nada, porque este día ha sido consagrado a nuestro Señor. No estén tristes, pues el gozo del Señor es nuestra fortaleza».

Escuché al Señor decir, «Es tiempo de despertar el gozo que Yo les he dado porque el gozo será su fuerza en los días por venir. ¡Ríanse más mis amados guerreros! Yo vine a darles vida abundante y eternidad, así que, hoy les digo que se rían de sus enemigos porque su día llegará pronto. No se conformen con sus circunstancias y con lo que el enemigo quisiera hacerles a través de estas pruebas. No se conformen sino transfórmense con la renovación de su mente al no mirar las cosas que se ven, sino a las cosas que no se ven. Sacúdanse de los pesos y de todo lo que ha tratado de detenerlos. ¡Levántense! Porque Mi misericordia y Mi gracia están disponibles hoy y YO SOY está aquí con gran compasión para todo lo que se trata de ustedes.

EL ESPIRITU SANTO ESTA CON USTEDES

Juan 14:16-17 Y yo le pediré al Padre, y él les dará otro Consolador para que los acompañe siempre: el Espíritu de verdad, a quien el mundo no puede aceptar porque no lo ve ni lo conoce. Pero ustedes sí lo conocen, porque vive con ustedes y estará en ustedes.

Yo les he enviado a Mi ayudador, El Espíritu Santo. Él es todo lo que necesitan. Así que fortalézcanse en Mi poder, porque Yo Soy quien comenzó la buena obra en ustedes y quien la terminará.  Sacúdanse las batallas del ayer. ¡Levántense y brillen! Porque hay muchos que se están quedando atrás y necesitan toda la experiencia que ustedes han adquirido en la batalla. Levántense y entren en un nuevo día que Yo les he preparado, porque Yo Soy su fuerza y su escudo y ustedes son Mis pioneros. No escuchen a los que les dicen lo contrario, porque Su Padre Celestial dice ¡USTEDES PUEDEN! El camino se ha vuelto estrecho, pero ya casi están allí. ¡No se detengan ahora! el enemigo ganará si se detienen. ¡Sí, fortalézcanse en el Señor y en el poder de Su fuerza! Pónganse su brillante armadura, porque muchos la han olvidado. Pero, al hacerlo, el enemigo no podrá notar la diferencia entre ustedes y Yo, y correrá con miedo mientras se vistan con la indestructible armadura de Dios. (Jo Ellen Stevens)

Efesios 6:10-18 Por último, fortalézcanse con el gran poder del Señor. Pónganse toda la armadura de Dios para que puedan hacer frente a las artimañas del diablo. Porque nuestra lucha no es contra seres humanos, sino contra poderes, contra autoridades, contra potestades que dominan este mundo de tinieblas, contra fuerzas espirituales malignas en las regiones celestiales. Por lo tanto, pónganse toda la armadura de Dios, para que cuando llegue el día malo puedan resistir hasta el fin con firmeza. Manténganse firmes, ceñidos con el cinturón de la verdad, protegidos por la coraza de justicia, y calzados con la disposición de proclamar el evangelio de la paz. Además de todo esto, tomen el escudo de la fe, con el cual pueden apagar todas las flechas encendidas del maligno. Tomen el casco de la salvación y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios. Oren en el Espíritu en todo momento, con peticiones y ruegos. Manténganse alerta y perseveren en oración por todos los santos. 

OREMOS:

Padre, hoy te agradecemos por animarnos para volver a atacar al enemigo. Sabemos que lo que realmente necesitamos es defender Tu victoria porque nuestra victoria es conocer quiénes somos en Ti. Te agradecemos que hayas vencido al enemigo y ganado la victoria. Podemos estar firmes y vestirnos con toda la armadura de Dios. Ayúdanos para que resurja el gozo en nuestros corazones y seamos llenos del conocimiento de Tu voluntad mientras tomamos la Espada de Tu Palabra en nuestra mano contra todo poder del enemigo. Gracias por darnos la capacidad de conquistar todo lo que enfrentemos. En el nombre de Jesús.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"