¡DESTINO VEN FUERA!

Entonces quitaron la piedra. Jesús alzó los ojos a lo alto, y dijo: Padre, te doy gracias porque me has oído. Yo sabía que siempre me oyes; pero lo dije por causa de la multitud que me rodea, para que crean que tú me has enviado. Habiendo dicho esto, gritó con fuerte voz: ¡Lázaro, ven fuera! Juan 11:41-43

 Jesús es notificado de la enfermedad de Lázaro y decide no apresurarse en encontrarlo. De hecho, Él decide ir a Judea en lugar de ir a Betania, donde vive Marta, María y Lázaro. Lázaro era un amigo amado por Jesús. Sus hermanas lo llamaron desesperadamente para que viniera y sanara a Lázaro, pero El tardó tres días en llegar, y cuando lo hizo era demasiado tarde, Lázaro había muerto.

De igual manera, muchos han clamado con desesperación por sus promesas, esperanzas, sueños, pero sienten que ha habido tanto retraso en las respuestas que estos están muertos. Muchos sienten que han esperado demasiado tiempo, enterraron sus sueños, los anhelos más profundos de su corazón y piensan como Marta que ya es demasiado tarde. “Y Marta dijo a Jesús: Señor, si hubieras estado aquí, mi hermano no habría muerto” (Juan 11:21). Muchos se sienten acusados y piensan que lo echaron todo a perder, o que ya son demasiado viejos para recibir lo prometido. ¡Sus esperanzas se han desvanecido! Es imposible volver a creer. La pena por sus circunstancias los ha atrapado en un «hedor a muerte». El enemigo quiere que crean que es demasiado tarde para ustedes. Pero, su historia no ha terminado. Si creen de nuevo, ¡Verán la gloria de Dios!

El Señor llora con ustedes con compasión como lo hizo con María. “Y cuando Jesús la vio llorando, y a los judíos que vinieron con ella llorando también, se conmovió profundamente en el espíritu, y se entristeció, y dijo: ¿Dónde lo pusisteis? Le dijeron: Señor, ven y ve.  Jesús lloró. (Juan 11:33-35). Él está a punto de gritar “SAL FUERA”. Tu tiempo se cumplió. Esta es tu temporada de resurrección, ¿Puedes creerlo? ¿Puedes percibirlo? Este es el tiempo que tu corazón ha estado esperando.  ¡Si crees verás la gloria de Dios! (Juan 11:40). Nate Johnston compartió esta palabra, oro que al leerla tu fe se levante, Jesús retrasó intencionalmente su aparición en la casa de Lázaro en Betania, para destruir sus creencias y sacar su fe de la caja en donde la habían puesto.

Juan 11: 14-15 Entonces Jesús, por eso, les dijo claramente: Lázaro ha muerto; y por causa de vosotros me alegro de no haber estado allí, para que creáis; pero vamos a donde está él.

LA UNCIÓN DE LAZARO QUE RESUCITA A LOS CAIDOS Y LOS LUGARES ROTOS

En la adoración de hoy escuché un gemido de asombro y luego un rugido todopoderoso de gritos y celebraciones en el espíritu, luego vi a muchas personas saliendo como Lázaro de una tumba.

Salían absolutamente de las profundidades del fracaso y la derrota, muchos de los que se habían rendido y habían muerto espiritualmente, todos aquellos que habían pasado por los años más oscuros que cualquier hombre o mujer pueden soportar. Vi generales, padres y madres, todos aquellos a los que las personas dejaron a un lado, desechados, olvidados, todos aquellos que mientras piensan en sus temporadas pasadas, se revuelcan en su miseria pensando: “Mi unción se ha ido”, o diciendo: “Mi llamado se ha desactivado” “estoy acabado”.

Pero de repente, el PODER DE LA RESURRECCIÓN vino a restaurar la VIDA a todos los lugares muertos, a los corazones, soplando FUEGO a las mechas frías y húmedas. A todos aquellos que están dormidos, a los que se perdieron en un momento llenos de traumas y vergüenza. De repente, Jesús sopló VIDA nuevamente y las tumbas se abrieron. Las temporadas y los ciclos de opresión y tormento mental fueron eliminadas. Los principados que lucharon contra ellos de repente cedieron. Los valles oscuros habían terminado. La tumba se sacudió. ¡Estaban volviendo a la vida! “Los puestos abandonados están siendo ocupados nuevamente, dice el Señor”. ¡Ellos están volviendo! Héroes caídos, soldados caídos, generales caídos. Las piedras no podrán detenerlos. La unción y la gloria de Dios tienen la última palabra. Las regiones volverán a temblar mientras ellos regresan.

Porque en esta hora Dios está sacudiendo todas las puertas de las prisiones. Cada tumba que ha dejado un rastro de muerte y destrucción. Casas que han quedado en el caos. Matrimonios que fueron destruidos. ¡LA RESURRECCIÓN Y LA VIDA TIENEN QUE VENIR! El temblor tiene que dar como resultado UN DERRAMAMIENTO DE GLORIA. Miren ahora mientras gritan que todo lo que está roto será restaurado. El Espíritu Santo vendrá, RESTAURARÁ y traerá CUMPLIMIENTO a destinos a que fueron retrasados a mitad del camino, cuerpos que fueron afligidos, mentes que fueron atormentadas, y REINSTALARA a los caídos nuevamente, en el nombre de Jesús.

Juan 11:43-44 Habiendo dicho esto, gritó con fuerte voz: ¡Lázaro, ven fuera! Y el que había muerto salió, los pies y las manos atados con vendas, y el rostro envuelto en un sudario. Jesús les dijo: Desatadlo, y dejadlo ir.

P.D. El próximo 17 de octubre, a las 4:00 pm. tenemos una cita en la Conferencia de Mujeres CITA CON TU DESTINO en la ciudad de Monterrey, NL, México. Las Lomas Eventos, Av. Morones Prieto 2808 pte. Col. Del Carmen. Aportación $300 pesos. Información: 811 786 7347

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"