Categorías
Sin categoría

UNA OLA LLAMADA “VINDICACION”

Oye, oh Señor, una causa justa; atiende a mi clamor; presta oído a mi oración, que no es de labios engañosos. Que mi vindicación venga de tu presencia; que tus ojos vean con rectitud. Tú has probado mi corazón, me has visitado de noche; me has puesto a prueba y nada hallaste; he resuelto que mi boca no peque. Salmos 17:1-3

Vindicar en el derecho es el acto o el efecto de recuperar algo que nos pertenece. Deriva del latín “vindicatio” que ya era definido por el derecho romano como la reclamación de un derecho o cosa. es defender en favor de alguien contra una acusación o calumnia. Vindicar es sinónimo de vengar, defender, reclamar o recuperar.

El Señor ha hablado este año de VINDICACION y hoy a través de esta palabra de Nate Johnston que les comparto. Esta vindicación trascenderá lo que vemos; Refuta la evidencia ante nosotros que actualmente apunta a la derrota. Dios derribará los planes del enemigo y vindicará la vida personal. Todos aquellos que han caminado en integridad y no se han apartado de la verdad, ahora verán la vindicación. El enemigo ha traído muchos pensamientos de derrota, pero este es un tiempo para confiar en el Señor y Sus planes de bien para nosotros. Si lo piensan, hay muchas más razones por las cuales estar agradecidos que razones para quejarse. Él nos ama, nos ha dado vida, nos vigila día y noche, nunca nos desampara. Las cosas que nos perturban ahora, no serán recordadas por mucho tiempo, porque son temporales, pero las que Él nos ofrece son eternas. Cuenten hoy sus bendiciones y dejen de lado las decepciones, enfóquense en El, en Su soberanía y Su constante bondad y misericordia, piensen en lo que tienen en lugar de enfocarse en lo que no tienen. Agradézcanle por la vindicación completa, porque Él ha hablado. Por lo tanto, así será.

Han esperado durante mucho tiempo su avance en esa situación y esas relaciones. Han llorado, rogado, perdonado y se han negado a odiar. Han orado, ayunado, mostrado bondad mientras los maltrataban, y estaban decididos a mantener un corazón limpio. Él Señor dice: «Yo estoy arreglando las cosas malas. Estoy ablandando los corazones duros. No peleaban contra ustedes. Peleaban contra Mí, pero Yo ya gané esa pelea. Capturaré sus corazones y, a su vez, traeré paz.»

Salmo 35:22-28 Tú lo has visto, Señor, no calles; Señor, no estés lejos de mí. Despierta y levántate para mi defensa y para mi causa, Dios mío y Señor mío. Júzgame conforme a tu justicia, oh Señor, Dios mío; que no se rían de mí. Que no digan en su corazón: ¡Ajá, lo que queríamos! Que no digan: ¡Lo hemos devorado! Sean avergonzados y humillados a una los que se alegran de mi mal; cúbranse de vergüenza y deshonra los que se engrandecen contra mí. Canten de júbilo y regocíjense los que favorecen mi vindicación; y digan continuamente: Engrandecido sea el Señor, que se deleita en la paz de su siervo. Y mi lengua hablará de tu justicia y de tu alabanza todo el día.

UNA OLA LLAMADA «VINDICACIÓN»

Estando en adoración anoche tuve una visión de una enorme ola, era amenazante y se acercaba a la distancia. Al principio no sabía qué era, pero estaba asombrado por el poderoso estruendo que estaba haciendo. Era el sonido de un llamado profundo a lo profundo (Salmo 42:7) comencé a sentir que Su presencia estaba DERRAMANDOSE y REVIRTIENDO el fluir de la injusticia en mi vida, ROMPIENDO la desesperanza y la derrota después de estas cambiantes temporadas de implacable oposición, asaltos de hechicería, y guerra espiritual territorial.

Entonces se acercó: Su nombre era VINDICACIÓN y era aterradora, no para mí sino para el enemigo. Era la reprimida, acumulada y retenida MAREA DE JUSTICIA enviada por el Señor para corregir cada obra de maldad que el enemigo había ejecutado contra mí. Era gloriosa, pero terriblemente destructiva. Luego se estrelló y todo lo que sentí fue el amor y la protección del Padre y, como si acabara de entrar en una cascada de presencia que estaba sacudiendo mi vida del dolor, el cansancio y el desánimo de la temporada. ¡Sentí nuevas fuerzas y nuevas esperanzas que antes eran inalcanzables!

Lo que vi y lo que experimenté fue un contraataque del cielo en nuestra vida que lidiará con cada injusticia que hayamos enfrentado y que REALINEARÁ como un quiropráctico alinea la columna. Muchos han estado amargados y fuera de sincronía con la bondad de Dios, sin embargo, Dios está llegando en esta temporada para reescribir los errores y CATAPULTARLOS en las oportunidades de destino y el GOZOSO propósito que pensaron habían perdido. Yo Profetizo: ¡Prepárense para la OLA DE VINDICACION que está llegando a su camino, para el nuevo día y el nuevo comienzo que se desplegará para ustedes en el nombre de Jesús!

Salmos 37:32-34 El impío acecha al justo y procura matarlo. El Señor no dejará al justo en sus manos, ni permitirá que lo condenen cuando sea juzgado. Espera en el Señor y guarda su camino, y El té exaltará para que poseas la tierra; cuando los impíos sean exterminados, tú lo verás.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

 

Magie de Cano

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"