UN CAMBIO DE VESTIDURAS

Josué estaba vestido con ropas sucias en presencia del ángel. Así que el ángel les dijo a los que estaban allí, dispuestos a servirle: «¡Quítenle las ropas sucias!» Y a Josué le dijo: «Como puedes ver, ya te he liberado de tu culpa, y ahora voy a vestirte con ropas espléndidas». Zacarías 3:3-4

Hace unas noches soñé con una sala de cambio de ropa, donde vi a una persona entrar y salir vistiendo ropa nueva para una nueva temporada. Esto representa los nuevos mantos, la nueva armadura y las nuevas vestiduras dadas por el Señor para esta nueva década. Pero, … Continuar leyendo