Categorías
Sin categoría

ASEGURA TU HERENCIA

Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad. Lo que aprendisteis y recibisteis y oísteis y visteis en mí, esto haced; y el Dios de paz estará con vosotros. Filipenses 4:8-9

Escuchen las buenas noticias que vienen de Mí, dice el Señor. ¡Yo Soy el autor de las cosas buenas! El informe que viene de Mi Trono es bueno, y Yo tengo muchas buenas noticias, dice el Señor. Recuerden que les he dicho que piensen solo en las cosas buenas, porque, así como son sus pensamientos, así son ustedes. ¡PIENSEN EN LAS COSAS BUENAS! Reciban solo los buenos informes. ¡Confíen en Mi provisión para ustedes! ¡Confíen en Mi presencia en su vida! ¡Confía en Mis pensamientos! ¡Confíen en Mi amor por ustedes! Mi bondad y misericordia perdura por siempre. Las voces negativas e inquietantes que los rodean son producidas por los temerosos y los incrédulos, dice el Señor. ¡Quiero que tengan una fe insaciable en Mí!

Isaías 26:3 Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado.

¿Recuerdan a los doce espías que fueron enviados a explorar la tierra prometida? (Números 13) Solo dos dieron un buen informe. Los otros diez hicieron que el temor se extendiera como fuego salvaje por todo el campamento de Mi Pueblo. Los diez que dieron un mal informe eran Mi Pueblo. Muchos de Mis hijos hoy hablan de temor e incredulidad, dice el Señor. El temor los tiene atormentados. Yo no atormento a Mis hijos con pensamientos negativos e imaginaciones temerosas. Yo Soy el autor de la fe. Los diez espías solo podían ver a los gigantes, las murallas aparentemente invencibles y los carros de hierro. Sí, confesaron que la tierra estaba llena de leche y miel como Yo les había dicho, pero no podían creer que Yo les había dado esa tierra para poseerla. Quiero que posean la tierra de su promesa, dice el Señor. Yo nunca les haría una promesa inalcanzable. Nunca los enviaría a poseer lo que Yo he tengo para ustedes solo para destruirlos en el proceso. Mis promesas incluyen provisión. Mis promesas les proporcionan todo lo que se necesita para POSEER lo que Yo tengo para ustedes. Los carros de hierro, los gigantes y las murallas no son nada para Mí. Los he llamado a conquistar y poseer la tierra de su promesa, y les he garantizado la victoria total independientemente del enemigo. El enemigo no puede vencerme, así que no puede vencerlos a ustedes, dice el Señor. 

Deuteronomio 1:28-30 ¿A dónde subiremos? Nuestros hermanos han atemorizado nuestro corazón, diciendo: Este pueblo es mayor y más alto que nosotros, las ciudades grandes y amuralladas hasta el cielo; y también vimos allí a los hijos de Anac. Entonces os dije: No temáis, ni tengáis miedo de ellos. Jehová vuestro Dios, el cual va delante de vosotros, él peleará por vosotros, conforme a todas las cosas que hizo por vosotros en Egipto delante de vuestros ojos.

Escuchen Mi voz siempre, dice el Señor, y apaguen los informes negativos que son mayoría. Escuchen Mi informe. ¡Mis noticias son buenas! ¿Serán como Josué y Caleb que expresaron Mi corazón, Mi mente y Mi voluntad, o serán como los diez espías que creían que el enemigo no podía ser vencido? Recuerden los nombres de Mis obedientes siervos, pero ni siquiera recuerden los nombres de los diez que no creyeron. Los diez convencieron a Mi Pueblo a quedarse en el desierto y no ir a la tierra prometida. Otro espíritu fue encontrado en Josué y Caleb. ¡UN ESPIRITU DE FE! Permitan que Mi mente esté en ustedes continuamente, dice el Señor, y crean que Yo soy su Dios que provee, que Yo los estoy protegiendo y cuidando, y que no cambio. Poseerán su tierra prometida si se quitan los temores, las dudas y los informes negativos para confiar completamente en Mí, dice el Señor.

Deuteronomio 1:34-38 Y oyó Jehová la voz de vuestras palabras, y se enojó, y juró diciendo: No verá hombre alguno de estos, de esta mala generación, la buena tierra que juré que había de dar a vuestros padres, excepto Caleb hijo de Jefone; él la verá, y a él le daré la tierra que pisó, y a sus hijos; porque ha seguido fielmente a Jehová. También contra mí se airó Jehová por vosotros, y me dijo: Tampoco tú entrarás allá. Josué hijo de Nun, el cual te sirve, él entrará allá; anímale, porque él la hará heredar a Israel.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Magie de Cano

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"