Categorías
Sin categoría

MADRES DE RODILLAS DIA 16

ESCUCHA A TUS HIJOS, DIOS HABLA A TRAVES DE ELLOS

 Porque yo derramaré aguas sobre el sequedal, y ríos sobre la tierra árida; mi Espíritu derramaré sobre tu generación, y mi bendición sobre tus renuevos; y brotarán entre hierba, como sauces junto a las riberas de las aguas. Isaías 44:3-4

Dios habla a través de nuestros hijos y necesitamos escucharlos. Ayer, platicaba en casa con una jovencita que me ayuda en muchas cosas. Ella tiene un niño de 11 años y precisamente ayer, el niño se levantó con un sueño y le dijo: “Mamí, tuve un sueño donde alguien me decía que muchas personas con su boca le están dando poder a esa enfermedad que le llamaron “Coronavirus”. Esa voz me decía que no le llamen “Corona” porque al decir esa palabra el enemigo los está coronando y tomando autoridad sobre ellos, díganle solo virus, porque el único que puede coronarnos es Cristo”. Me quedé sorprendida, porque estamos viviendo tiempos en los cuales el Espíritu Santo se está derramando. Joel 2:28 dice que El derramará Su Espíritu sobre toda carne y nuestros hijos e hijas profetizarán. Los niños llevan la unción profética a la siguiente generación. El pacto de Dios es de generación en generación. Los niños deberían ser animados a operar en el plano profético. Los padres proféticos entrenan y cultivan niños proféticos, así que deberíamos escucharlos cuando ellos hablan. Hace un tiempo compartí una palabra de Reeni Mederos que decía:

“El Señor dice: Dejen a los niños y llévenlos a Mi presencia. Yo estoy llamándolos para que vengan a Mi. Yo voy a despertar su juventud y será de la boca de los niños que voy a hablar. Yo voy a hablar con ellos a través de sueños y visiones, y tendrán encuentros angelicales, visitaciones desde la Sala de Mi Trono. A través de la voz de los inocentes, cuyas mentes están frescas y nuevas en Mi corazón, hablarán y declararán los oráculos del Señor en los momentos menos esperados, pero ellos escucharán y verán lo que es de Mi corazón. Ellos escucharán Mi voz y verán Mi rostro, porque Mi Reino les pertenece y tienen los ojos abiertos para verme”.

“Observen a los niños en las cosas peculiares que ellos harán lo cual los sorprenderá y los inspirará. Yo los escogí y los ungí. Observen mientras juegan, observen como crecen, como hablan, como cantan. Porque ellos profetizarán de la honestidad y la pureza de sus corazones y restaurarán la esperanza al abatido y las naciones en conflicto. Les daré un sueño y dirán: “Mami, tuve un sueño anoche”. Yo voy a hablar con ellos y van a decir palabras profundas de sabiduría y  ustedes sabrán que solo pueden venir de arriba. Ustedes sabrán que no es su mente natural. Serán inspirados divinamente por Mi y Yo ungiré sus palabras”.

Dios no solamente salva familias sino que también bautiza familias con el Espíritu Santo. El bautismo del Espíritu Santo es la puerta al plano profético. Hechos 2:39 dice: Porque para vosotros es la promesa, y para vuestros hijos, y para todos los que están lejos; para cuantos el Señor nuestro Dios llamare. ¿Hemos limitado el fluir del poder del Espíritu Santo en sus vidas al decirles que no tienen edad todavía para hablar así? ¿Hemos creado doctrinas de que no se puede esperar que un niño ponga manos sobre los enfermos, eche fuera demonios o hable en lenguas? Creo firmemente que nuestros niños no necesitan entretenimiento, sino equipamiento. Debemos entrenarlos en el camino que deben seguir. Nuestros hijos deben estar completamente equipados para que puedan liberar el Reino de Dios.

LECTURAS PARA HOY: 2 Timoteo 1:1-14; Joel 2:28-32; Samuel Capítulo 3 – La verdad es que nuestros hijos no solo deben vernos postradas ante el Señor, sino también invitarlos a hacer lo mismo. Necesitan estar en la habitación cuando estamos orando y adorando a Dios. Necesitan ser comisionados para ir y ministrar en sus escuelas y en sus comunidades. Creo que veremos a niños muy pequeños profetizar y cumplir el mandato de Marcos 16: 15-18 junto con otras generaciones, pero todo esto sucederá cuando comencemos a verlos no como un obstáculo, sino como una herencia, y los equipemos con La Palabra, nuestro amor y nuestras oraciones.

OREMOS

Declaro que sobre mis hijos está la fuerza, el poder y la unción del Espíritu Santo. Ellos llevarán esa unción a  sus escuelas y universidades. Profetizarán con precisión, enseñarán con exactitud, liderarán con autoridad, ganarán almas con el fuego del evangelismo y serán pastores con corazones para alimentar a las ovejas. Se acostarán con hambre del Señor en sus vientres y se despertarán con sed de Dios en sus bocas. Declaro que caminarán en su porción y no se avergonzarán del evangelio de Jesucristo. La influencia de la presión de grupo no los atormentará. Ellos brillarán como una luz en la cima de una colina y guiarán a otros al Reino de Dios.

Y este será mi pacto con ellos, dijo Jehová: El Espíritu mío que está sobre ti, y mis palabras que puse en tu boca, no faltarán de tu boca, ni de la boca de tus hijos, ni de la boca de los hijos de tus hijos, dijo Jehová, desde ahora y para siempre (Isaías 59:21

Y levanté de vuestros hijos para profetas, y de vuestros jóvenes para que fuesen nazareos. ¿No es esto así, dice Jehová, hijos de Israel? (Amós 2:11).

Y Samuel no había conocido aún a Jehová, ni la palabra de Jehová le había sido revelada. Jehová, pues, llamó la tercera vez a Samuel. Y él se levantó y vino a Elí, y dijo: Heme aquí; ¿para qué me has llamado? Entonces entendió Elí que Jehová llamaba al joven. Y dijo Elí a Samuel: Ve y acuéstate; y si te llamare, dirás: Habla, Jehová, porque tu siervo oye. Así se fue Samuel, y se acostó en su lugar. (1 Samuel 3:7-9)

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Magie de Cano

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"