Categorías
Sin categoría

LIBERTAD DEL DESIERTO Y LAS NOCHES OSCURAS DEL ALMA

Anduvieron perdidos por el desierto, por la soledad sin camino, sin hallar ciudad en donde vivir. Hambrientos y sedientos, su alma desfallecía en ellos. Entonces clamaron a Jehová en su angustia, y los libró de sus aflicciones. Salmos 107:4-6

Puede que no lo parezca en lo natural, pero Dios está usando este tiempo de distanciamiento social para llevarnos a una nueva libertad. Prepárense para escuchar la voz de Dios más claramente de lo habitual. Debido a que todos estamos siendo forzados a permanecer en nuestros hogares, el Señor está respondiendo liberando más sueños, visiones y palabras proféticas. Esta es una temporada estratégica para escuchar a Dios para recibir lo que podrían necesitar para liberarse de lo que les ha impedido seguir adelante.

NUEVA LIBERTAD DEL PASADO

Dios está sacándonos de las temporadas pasadas durante este tiempo. Este fue el tema de la primera Pascua cuando el Señor liberó a los israelitas, después de 400 años de esclavitud. ¡Hoy, Dios nos está liberando en el espíritu!

2 Corintios 3:17 Ahora bien, el Señor es el Espíritu; y, donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad.

Tuve un encuentro celestial en el que vi a millones de personas atrapadas en el desierto y en la noche oscura del alma. La parte más extraña de este encuentro fue que la mayoría de estas personas pensaban que necesitaban estar allí. ¡Se sintieron consolados por el Señor y se contentaron con quedarse donde estaban! Esto me recuerda cómo Dios alimentó con maná y codornices a los israelitas en el desierto (Éxodo 16). Dios le proveyó a Su pueblo, aunque no se suponía que se quedaran en el desierto. ¡Estaban destinados a ir a la Tierra Prometida!

Deuteronomio 11:11 En cambio, la tierra que van a poseer es tierra de montañas y de valles, regada por la lluvia del cielo.

¡Dios siempre cuidará de ustedes, no importa dónde estén! Eso no significa que deben quedarse allí. Él tiene mejores planes para ustedes que el desierto.

DOS COSAS QUE DEBEN RECORDAR SOBRE EL LUGAR A DONDE SE DIRIGEN

Hay dos verdades importantes que recordar sobre el lugar al que Se dirigen.

  • Primero, recuerden que ya no están en Egipto. “Esa tierra, de la que van a tomar posesión, no es como la de Egipto, de donde salieron; allá ustedes plantaban sus semillas y tenían que regarlas como se riega un huerto”. (Deuteronomio 11:10 Puede que no estén donde están llamados a estar, pero ciertamente ya no están donde estaban. Dios los ha traído hasta aquí, y no va a detenerse ahora.
  • Segundo, recuerden que no es el plan de Dios que sigan trabajando. ¡Los israelitas fueron llamados a pasar de una temporada en la que tenían que trabajar a una tierra que fluía leche y miel! Puede ser tentador mirar al pasado porque es familiar, pero Dios los está llevando a un lugar nuevo y fresco. Pueden sentirse incómodos ahora mismo, pero de hecho Él los está sacando del desierto y los está llevando a lo que les prometió.

ORACION PARA SALIR DE LA TEMPORADA DE DESIERTO

Aquí hay una oración que les ayudará a salir de la noche oscura del alma o del desierto: “Señor te pido que durante este tiempo entre la Pascua y Pentecostés sea el tiempo en que hagas milagros asombrosos. Libera a las personas de las temporadas pasadas y libera nuevas estrategias del cielo sobre nuestra salud y finanzas. Oro para que los que están atrapados en el desierto reciban nuevas fuerzas y resistencia para levantarse y dejar la temporada de limitación. Ayúdanos a todos a caminar hacia la nueva temporada. Envía la lluvia desde el cielo y envía tu bendición y sanidad sobre nuestra tierra, ¡En el nombre de Jesús! Amén (Doug Addison)

¡Prepárense para dejar la temporada de desierto y finalmente entrar en lo que Dios les ha prometido! 

Isaías 35:1-4 Se alegrarán el desierto y el sequedal; se regocijará el desierto y florecerá como el azafrán. Florecerá y se regocijará: ¡gritará de alegría. Se le dará la gloria del Líbano, y el esplendor del Carmelo y de Sarón. Ellos verán la gloria del Señor, el esplendor de nuestro Dios. Fortalezcan las manos débiles, afirmen las rodillas temblorosas; digan a los de corazón temeroso: «Sean fuertes, no tengan miedo. Su Dios vendrá, vendrá con venganza; con retribución divina vendrá a salvarlos».

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

 

Recibe la palabra profética todos los días en tu correo electrónico.


Magie de Cano

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"