Categorías
Sin categoría

LEVANTA TU CABEZA, HAY UN CAMBIO EN EL AIRE

Mas tú, Jehová, eres escudo alrededor de mí; mi gloria, y el que levanta mi cabeza. Con mi voz clamé a Jehová, y él me respondió desde su monte santo

 Las cosas están a punto de cambiar, seamos diligentes en buscar el rostro del Señor en oración y adoración, caminemos en completa obediencia y fe, El es nuestro más alto escondite de cualquier batalla que estemos librando en este momento. Cuando pasamos por grandes pruebas, no siempre es fácil confiar. Sabemos que debemos hacerlo, pero nos cuesta. Sin embargo, hay algo que debemos tomar en cuenta, y es el hecho de que Dios nunca nos dejará solos.

Salmos 138:2-3 Me inclino ante tu santo templo mientras adoro; alabo tu nombre por tu amor inagotable y tu fidelidad, porque tus promesas están respaldadas por todo el honor de tu nombre. En cuanto oro, tú me respondes; me alientas al darme fuerza.

“Mantén la cabeza en alto, dice el Señor. Enfréntate a los vientos de adversidad. La batalla no es tuya, sino Mía. Lucharé por ti, pero debes levantarte. Debes avanzar sin temor, debes enfrentar a los gigantes y derrotarlos con Mi Palabra. Los contratiempos no te harán retroceder, sino que te prepararán. Muévete hacia el enemigo y no permitas que te intimide, dice el Señor. Sus duras palabras y sus obras diabólicas fallarán por completo y caerán a tierra, porque no tiene fundamento sobre el cual pararse, dice el Señor. No hay armas ni poder en él que puedan derrotarte. Tienes una base segura sobre la cual estar firme y ninguna inundación del enemigo que quiera rodearte te hará temblar. No te moverán los vientos de adversidad. Ni un solo cabello de tu cabeza será tocado, por cuanto has puesto tu confianza en Mí, dice el Señor”.

“No seas como un barco inestable que es empujado y sacudido por el viento. Te fortaleceré y te ayudaré, Yo te sustentaré, estaré a tu lado para ayudarte, defenderte y fortalecer tu fe en Mí. Te volverás valiente como un león y le moverás la cabeza al enemigo. No llorarás, sino que reirás, porque Yo lo he establecido. He puesto las cosas en orden y he declarado tu victoria segura, dice el Señor. El enemigo gemirá como mujer de parto, pero no habrá nacimiento de nueva vida para él, su dolor no producirá vida sino angustia mientras Yo me levanto a defenderte, liberarte y restaurarte. Tu dolor se convertirá en gozo, tus pruebas producirán vida nueva y te regocijarás y alegrarás grandemente cuando Yo de repente cambie las cosas, dice el Señor”. (June Sheltrown Reinke)

Salmos 5:11-12 Pero alégrense todos los que en ti confían; den voces de júbilo para siempre, porque tú los defiendes; en ti se regocijen los que aman tu nombre. Porque tú, oh Jehová, bendecirás al justo; Como con un escudo lo rodearás de tu favor.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Recibe la palabra profética todos los días en tu correo electrónico.


Magie de Cano

Por Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"